Punto de Encuentro

“EL GOBIERNO ERA EL GRAN LLAMADO A SUPLIR LA DEMANDA DE PESCADO, SU AUSENCIA ha DEFRAUDADO A LOS PESCADORES”

Por : Sebastian Garaycochea

PUNTO DE ENCUENTRO entrevista a HUMBERTO SPEZIANI, ex presidente de la Sociedad Nacional de Pesca y ex presidente de CONFIEP.

Punto de Encuentro: A pesar de que se ha mantenido la actividad de pesca artesanal, lo cierto es que ante la caída de la demanda del pescado causada por la cuarentena y subsecuente paralización de los restaurantes, este sector ha sido severamente afectado.¿Por qué fallaron las medidas del gobierno para sostener a este sector?

Humberto Speziani: En mi concepto, las primera medidas tomadas por el gobierno fueron correctas. Sin embargo, no vieron que habían ciertas actividades que necesitaban ayuda de inmediato, como la de la pesca artesanal. En este sector, aunque mantuvo sus operaciones desde temprano en la cuarentena. Sin embargo, al cerrar todos los hoteles y restaurantes, se les ha caído la demanda. La demanda que hay en los mercados, evidentemente, no alcanza para satisfacer la oferta. Ademas, en este caso, se demanda diferentes tipos de pescado.

La opción aquí era que el Estado se vuelva el gran comprador. El gobierno era el gran llamado a suplir la demanda de pescado, su ausencia ha defraudado a los pescadores. ¿de qué modo? El Estado ha podido comprar el pescado excedente de la pesca artesanal y utilizarlo para suministrar comedores populares, que estén adecuadamente implementados, para alimentar a la población informal que no puede trabajar. Este sector abarca el 70% de la economía y durante la cuarentena no podía salir a trabajar para generar ingresos y subsistir. Esto también se ha visto en el sector agricultura. 

Ese pescado ha podido servir también para los hospitales, cuarteles y cárceles. Yo se que esto puede causar cierto escozor a la gente que cree que el Estado no debe meterse. Pero esta es una pandemia. Se deben usar todos los recursos para enfrentarla. 

De cara al futuro, deben implementarse subastas electrónicas para permitir que el pescador artesanal obtenga el verdadero precio de su pesca. Hoy en día, este sector queda relegado ante una larga cadena de mediadores que obtienen su comisión, en perjuicio del pescador. Este modelo funciona en europa y se implementa con ayuda de la tecnología, haciendo la operación más limpia y eficiente.

Punto de Encuentro: Muchos de los pescadores artesanales dependen de créditos para poder emprender una salida de 10 a 20 días a pescar, sin embargo, ante la falta de medidas del gobierno para promover la demanda de pescado, estos préstamos van a quedar impagos, generado intereses moratorios y penalidades. Lo mismo va a suceder con los préstamos gestionados para la compra de embarcaciones ¿Que alternativas tiene el gobierno para enfrentar este problema?

Humberto Speziani: Acá hay una confusión que se quiso resolver en el gobierno de Ollanta Humala mediante un Decreto Supremo. Sin embargo, esta norma complejizan el asunto en vez de resolverlo. Aunque hay puntos rescatables de dicho Decreto. Sucede que lo que entendemos como pesca artesanal, conforme a la norma, son dos grupos de pescadores muy distintos, con actividades y dimensiones de pesca muy distintas.

Por un lado, tenemos al “pescador de Chorrillos”, para que me entiendas con un ejemplo ilustrativo. Estas, son embarcaciones de 10 Metros cúbicos o menos. Estos pescadores salen por horas en un espacio de un mismo día al litoral y dependen de instrumentos no tan avanzados tecnológicamente hablando. Ellos recolectan lo que es pesca de consumo inmediato. Entre ellos corvina, tintero y lenguado.

Por el otro lado, están las embarcaciones de hasta 32.5 metros cúbicos. A veces, un poco más. De estas son las que habla tu pregunta. Ellos, efectivamente, salen 10 a 12 días y pescan atún, perico, la pota y similares. Esos entran hasta 80 millas, mucho más que los otros. A estos se les denomina pesca de menor escala. Pero, como comentaba, hay una gran cadena de mediadores y financiadores que hacen estos pescadores no ganen tanto como deberían.

En cuanto a tu pregunta, una de las maneras que se pueden emplear para evitar los conflictos provenientes de la deuda puede ser recurrir al FONDEPES para proporcionar créditos cómodos y de muy largo plazo, volviendo al Estado el principal acreedor de los pescadores. Yo no creo en regalarle la plata a la gente, pero creo que esta ayuda puede servir para que la gente trabajadora pueda salir adelante en condiciones crediticias adecuadas. 

Punto de Encuentro: ¿Se ha considerado adecuadamente el rol, participación y prevención del contagio de los trabajadores que transportan el pescado desde los puertos hasta los mercados y plantas de procesamiento?

Humberto Speziani: Tenemos que hacer una aclaración para responder esto. Si consideramos la pesca industrial como exclusivamente harina y aceite de pescado, no hay problema. Estamos hablando de pesca de anchoveta en concreto, el único pescado del que se puede hacer harina y aceite hoy en dia. En este contexto, el pescado es bombeado mediante ductos desde los cargueros hasta las plantas de procesamiento. No hay manipulación ni intermediación. Por ende, bastan los protocolos en barco y planta para asegurar la salubridad de la operación. 

En cuando a los otros pescados que si requieren transporte mediado y cadena de frío, ya sea del puerto a planta o de planta a mercado, se deben implementar los protocolos apropiados para el manejo. Se debe garantizar la cadena de frío bien abastecida, así como la seguridad de los trabajadores. Estos protocolos están orientados a mantener la distancia social, el uso de mascarillas, el lavado frecuente de manos. La vía de ingreso es respiratoria. Si se usan estos protocolos, es improbable que se eleven o manifiesten contagios. 

Punto de Encuentro: Algunas personas piensan que estos protocolos otorgan demasiado albedrío a las empresas pesqueras¿que les respondería? ¿Cuánta participación ha habido de parte de la SNP en el desarrollo de los protocolos?¿Están bien consideradas las medidas anunciadas para la reanudación de la pesca industrial, tanto pesca como procesamiento? ¿Son posibles de implementar?

Humberto Speziani: Les respondería que eso no ha sido así. Consideremos que los protocolos han sido todos elaborados bajo la supervisión e intervención directa del gobierno, a través del MINSA y PRODUCE. Y ellos han sido muy estrictos. Los protocolos se han allanado a las exigencias de la OMS y están bien hechos.

Ello no quita que no hayan podido haber incumplimientos puntuales en uno u otro eslabón de la cadena productiva. Sin embargo, en abstracto, el protocolo esta bien concebido. No es que la SNP ha sacado estas medidas del aire. Han seguido un proceso científico y metódico para desarrollarlos, habiendo sido considerado muy rígido por algunos miembros de la misma SNP. Han sido aprobados por el gobierno, están siendo implementados y, en varios casos, ya estan funcionando.

Punto de Encuentro: ¿Cómo evalúa el desarrollo de la primera temporada de pesca de anchoveta, ya con los protocolos en movimiento? ¿Debería volverse pensar el rol de la industria anchovetera para orientarla hacia el consumo humano directo?

Humberto Speziani: Va bien. Los ultimos dos dias ha habido braveza de mar, así que han salido menos embarcaciones, pero va bien. Mucho mejor de lo esperado. Se han seguido los protocolos y tiempos de espera para poder completar las tripulaciones, que llegan a tener entre 12 y 18 integrantes, quienes tienen que estar totalmente limpios. Han habido casos contables con los dedos de una mano de contagios. Se han aislado y volverán a trabajar cuando superen la cuarentena necesaria, como esta protocolizado.

Lo único absurdo es el límite del 60% de tripulación y de 60 años de edad para participar. Estas limitaciones no son acordes a la naturaleza de la labor a prestarse y no representan una mayor prevención en este sector. Por suerte, se ha podido extender el límite de edad hasta 65 años, permitiendo un mayor mercado de trabajo disponible.

Están saliendo menos de 300 embarcaciones, cuando podrian y deberian estar saliendo más de 400, incluyendo a las llamadas vikingas de madera. El hecho de que los principales focos de contagio en el país hayan sido en regiones costeras y portuarias como Piura, Tumbes, Chimbote, Lambayeque han perjudicado esto. Sin embargo, confiamos en que pronto salgan adelante y alcancemos los números deseados.

Respecto al planteamiento de explotar anchoveta para consumo humano hay que señalar lo siguiente. Este pescado es sumamente nutritivo, conteniendo omega 3, y otros nutrientes clave que permiten su explotación y aprovechamiento en beneficio de quien lo consume.

Sin embargo, el problema con la anchoveta y sus derivados, es el sabor. Este problema se ha comprobado como el principal límite a la inclusión de anchoveta en el mercado de consumo humano. Existen nichos reducidos que si consumen la anchoveta. Pero estos no son suficientes como para reorientar la industria. En el mercado de consumo humano la anchoveta aún no es competitiva pues debe enfrentarse a las proteínas provenientes de los lácteos, las que no tienen este problema del sabor. 

Punto de Encuentro: Ha sido publicado en los medios el reclamo de varios trabajadores pesqueros, principalmente sindicados, que han exigido la suspensión de la temporada de pesca 2020 a la luz de los recientes contagios y contagios entre los trabajadores. ¿Fue un error iniciar la temporada de pesca en mayo y no esperar hasta junio como proponian algunos sindicatos pesqueros?

Humberto Speziani: No ha sido un error. Si algo, el error fue que no se hayan podido cumplir los protocolos antes para poder salir más temprano. El asunto es cumplir el protocolo. Por eso, las tripulaciones deben estar aisladas 14 días antes de salir y ser evaluadas antes de salir. Asimismo, si se identifica algún contagiado, este es trasladado a tierra, donde es internado en un hotel para que pueda hacer cuarentena y recibir los tratamientos adecuados. Superado el cuadro, puede volver a trabajar. 

En las plantas se está llevando un control exhaustivo de quiénes pueden ingresar. No cualquiera entra hoy en dia a las plantas de procesamiento. 

Ademas, los pescadores ganan en función a la pesca. No tiene sueldos establecidos, por lo que no han habido pagos. Sostener la inactividad es insostenible. La postura de los sindicatos, por suerte, no es compartida entre la mayoría de los pescadores, quienes han seguido trabajando al ritmo de la reactivación del sector y a quienes se están protegiendo con todos los recursos disponibles. 

Punto de Encuentro:Ante la deficiencia alimentaria que deberán enfrentar muchos peruanos por la pérdida de empleos y reducción de ingresos, ¿se debería apostar por diversificar la pesca hacia especies de consumo humano directo?

Humberto Speziani: Las unica especies con limitación de cuota, es decir, permitidas para ser extraídas industrialmente son la caballa y el jurel. En los últimos años esto ha sido positivo, ha venido mejorando los precios.

Este mercado no se expande más porque existen normativos y acuerdos internacionales que presentan los principales obstáculos para poder aumentar la oferta de pescado de consumo humano, que ha traído tan buenos resultados.  Se deben revisar las reglas y normas para poder dar mejor aprovechamiento a nuestros recursos marítimos.

Punto de Encuentro: ¿Se puede prever el impacto económico que tendrá la cuarentena en el sector pesquero en su aporte al PBI a fin de año? ¿Hay esperanza de terminar el año en azul?

Humberto Speziani: El año pasado no fue tan bueno. Es decir, que no venimos de una buena racha. Nos agarró una bajada de precio, ahora el precio ha mejorado. Si esta temporada  cumplimos con el 80 o 90 de la cuota, esperamos que la siguiente sea algo similar. No va a ser un año extraordinario, pero sí puede ser un buen año. Hay esa esperanza. Esto por culpa del COVID, que sin él, te aseguraria que este va a ser un buen año.