Cazas rusos «vigilan» a una fragata española en el mar Negro

Cazas rusos «vigilan» a una fragata española en el mar Negro

 

Dos aviones de combate rusos Su-24 «vigilaron» de cerca el martes a la fragata española Almirante Juan de Borbón mientras se encontraba con la OTAN en el mar Negro, informan a ABC fuentes militares aliadas. El «incidente» tuvo lugar mientras el navío F-102 de la Armada se encontraba en aguas internacionales y tras participar del 1 al 11 de febrero en las maniobras navales «Sea Shield», que tenían como objetivo poner a prueba la capacidad de defensa y ataque frente a amenazas aéreas, submarinas y terrestres. En este ejercicio participaron 16 buques de siete países de la OTAN y congregaron a un total de 2.800 efectivos teniendo la ciudad rumana de Constanza como base principal.

La fragata Almirante Juan de Borbón se encuentra en el mar Negro como parte de la agrupación marítima permanente de la OTAN nº2 («Standing NATO Maritime Group Two»), que lidera ahora Alemania. El buque cuenta con una dotación de 200 marinos y con un helicóptero SH-60B a bordo. «La vigilancia próxima de los aviones rusos forma parte de la normalidad en esta zona marítima de operaciones», destacan las mismas fuentes refiriéndose a los vuelos intimidatorios que, denunciados por la OTAN, llevcabo la Fuerza Aérea rusa en el mar Báltico o el mar Negro, zona «caliente» tras la guerra de Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia en 2014.

Un destructor de EE.UU.

Sin ir más lejos, el destructor estadounidense USS Porter, que participó en el mismo ejercicio de la OTAN que la fragata española, sufrió el viernes la presencia cercana de los aviones de combate rusos «con vuelos inseguros y no profesionales», según fuentes militares estadounidenses. Este buque con misiles guiados de la US Navy es uno de los cuatro destructores que, con base en Rota (Cádiz), forman parte del componente naval del «escudo antimisiles» de la OTAN.

 El capitán Danny Hernández, portavoz del mando estadounidense en Europa, informó sobre tres incidentes distintos con aviones rusos: el primero con dos cazas Su-24, el segundo con un solitario Su-24 y un tercero con un avión de vigilancia marítima IL-38. Otra fuente estadounidense, recogida por la agencia Reuters, asegura que un caza ruso Su-24 se acercó a 180 metros de distancia y 90 metros de altitud.