Cobraron sobornos de Odebrecht a través de 2 firmas ‘offshore’

Cobraron sobornos de Odebrecht a través de 2 firmas ‘offshore’

(Fuente: El Comercio)

Edwin Luyo y Jorge Cuba, ex funcionarios del gobierno aprista, tenían cuentas en firmas ‘offshore’ donde recibieron coimas

No solo fueron confesiones de colaboradores eficaces llegadas desde Brasil las que propiciaron las órdenes de captura contra dos ex funcionarios del segundo gobierno aprista que participaron en la licitación del metro de Lima. La decisión del fiscal Hamilton Castro se basó en transferencias de dinero del exterior depositadas por Odebrecht a empresas ‘offshore’.

Las transferencias tenían como beneficiarios al ex viceministro de Comunicaciones Jorge Cuba Hidalgo y a Edwin Luyo Barrientos, quien integró el comité que otorgó la buena pro de la línea 1 al Consorcio Tren Eléctrico de Lima, formado por la brasileña Norberto Odebrecht y la peruana Graña y Montero.

Como parte del convenio preliminar que firmó Odebrecht con el equipo especial del Ministerio Público, la empresa reconoció que pagó 8’100.000 dólares en sobornos para la ejecución del metro de Lima.

—La resolución de Castro—

Este acuerdo permitió a la fiscalía peruana, al igual que en Brasil, obtener confesiones a cambio de reducir sus condenas. Este compromiso empezó a dar los primeros resultados. La Unidad de Investigación de El Comercio accedió a la resolución judicial del allanamiento de los inmuebles de los ex funcionarios Jorge Cuba y Edwin Luyo.

Dice la resolución: “A cambio de la ayuda ofrecida por el ex viceministro de Comunicaciones Jorge Cuba para el tramo 1, la empresa debía realizar el pago de un millón 400 mil dólares, mientras que para el tramo 2 el pago sería de 6 millones 700 mil dólares”. El soborno, en total, ascendió a 8’100.000 dólares.

Según los ejecutivos de Odebrecht, los pagos ilícitos se hicieron de la siguiente manera: Cuba recibió tres transferencias del exterior por dos millones de dólares, entre el 3 de julio del 2013 y el 11 de mayo del 2014, a través de la ‘offshore’ Hispamar International Corporation. En tanto, Edwin Luyo recibió medio millón de dólares a través de dos transferencias a la ‘offshore’ Oblong International INC.

—Los nombres que faltan—

Aún falta determinar cuál fue el destino que se dio a los 5’600.000 dólares restantes y qué otros funcionarios fueron los receptores de este dinero. Según Odebrecht, esta es una primera muestra de colaboración con la fiscalía.

Si bien la investigación a cargo del fiscal Hamilton Castro –en coordinación con la policía– consiguió la detención de Luyo, no logró la captura del ex viceministro Cuba. Este último abandonó el país el pasado 24 de diciembre, apenas tres días después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos publicara el acuerdo firmado con Odebrecht en el que esta reconoció haber pagado 29 millones de dólares en coimas a funcionarios gubernamentales peruanos para asegurarse contratos de obras públicas.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, “Odebrecht se presentó a una licitación de transporte en Perú”. Para ganar la licitación, “Odebrecht acordó pagar un millón 400 mil dólares a un alto funcionario del gobierno peruano […] Alrededor del 2009, Odebrecht ganó el contrato valorizado en aproximadamente 400 millones de dólares”.

La obra no sería otra que el metro de Lima cuyo monto de inversión por el primer tramo fue de 410 millones de dólares. Ahora sabemos las millonarias razones que motivaron al ex viceministro Jorge Cuba a dejar el país.

Además del documento de Estados Unidos, la Contraloría General de la República detectó un perjuicio al Estado por este primer tramo de 111 millones de dólares y por esto ha denunciado penalmente a varios funcionarios.