El terrorista herido en Alcanar confirma que preparaban un atentado en la Sagrada Familia

El terrorista herido en Alcanar confirma que preparaban un atentado en la Sagrada Familia

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido el ingreso en prisión incondicional y sin fianza del primer detenido por los atentados de Cataluña que ha declarado ante el juez Fernando Andreu, Mohamed Houli Chemlal, el miembro de la célula que resultó herido en el chalé de Alcanar (Tarragona). Según fuentes presentes en el interrogatorio, ha ratificado todo lo dicho ante los Mossos d'Escuadra y que el grupo preparaba un atentado contra la Sagrada Familia.

Así lo han informado fuentes fiscales una vez concluida la declaración de Chemlal, quien, según fuentes cercanas a su defensa, ha respondido a todo lo que se le ha preguntado, incluyendo la relación que tenían los fallecidos y él en la explosión de Alcanar con el resto de integrantes de la célula yihadista.

El sospechoso ha ratificado durante el interrogatorio del juez y la fiscal, que ha durado algo más de una hora, lo que ya contó ante los Mossos d'Escuadra durante los cinco días de arresto incomunicado en Barcelona después de los atentados, han señalado las fuentes consultadas.

Según manifestó la policía catalana, Houli había aportado información valiosa para la investigación de los atentados. El avance de las pesquisas llevó a confirmar en estos días que el grupo terrorista estaba planificando desde Alcanar «uno o varios» atentados en Barcelona de forma inminente. De hecho, los Mossos sitúan la casa de la localidad tarraconense como escenario donde se preparaban los explosivos para cometer dichos ataques.

Tras su declaración, su abogado, del turno de oficio de la Audiencia Nacional, ha pedido que se le deje libre con medidas cautelares, pero la Fiscalía ha solicitado su ingreso en la cárcel, un asunto que resolverá el juez al concluir todas las declaraciones.

El segundo detenido en declarar lo hará a partir de las 15.00 horas, cuando vuelven a estar citados los abogados tras una pausa para comer.

Cuatro fiscales de la Audiencia Nacional, incluido el fiscal jefe, Jesús Alonso, están asistiendo a la declaración ante el juez de los detenidos en relación con los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), que acabaron con la vida de 15 personas.

Además de la fiscal del caso, Ana Noé, y de la coordinadora de Asuntos de terrorismo yihadista, Dolores Delgado, también están presenciando las comparecencias el fiscal jefe de la Audiencia Nacional y el teniente fiscal, Miguel Carballo.

Los cuatro arrestados la pasada semana tras los atentados han sido trasladados esta mañana a la sede del tribunal por la Guardia Civil desde la Comandancia de Tres Cantos (Madrid), donde han pasado la noche procedentes de Cataluña.

La previsión es que el juez, que ha recibido hoy el atestado de los Mossos d'Esquadra sobre las diligencias practicadas desde los ataques, acabe a lo largo del día con los interrogatorios de los cuatro.

El primero en prestar declaración ha sido Chemlal, de 21 años y natural de Melilla, quien resultó herido grave tras la explosión el día 16 en el chalé de Alcanar donde la célula yihadista planeaba los atentados desde hacía meses.

El joven fue trasladado ayer por la mañana en ambulancia a urgencias del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona) y, desde allí, emprendió el trayecto a Barcelona y a Tres Cantos en un vehículo medicalizado.

También comparecerá hoy ante el juez, que tendrá que decidir si dejar en libertad o mantener en prisión preventiva a los detenidos, Driss Oukabir, originario de Marsella (Francia) y a cuyo nombre se alquiló una furgoneta usada por los terroristas.

Ante la Policía, este arrestado afirmó que su hermano Moussa, de 17 años, le había robado la documentación y horas después, pasada la una de la mañana del viernes, Moussa falleció junto con otros cuatro terroristas en el atentado de Cambrils.

Comparecerán, asimismo, Mohamed Aallaa, de 27 años, detenido en Ripoll y hermano de Sadi Aallaa, abatido en Cambrils, y Salah El Karib, de 34 años, que regenta un locutorio y a quien la Policía relaciona con Driss Oukabir.

Estas cuatro personas son miembros de la célula que perpetró los atentados, formada por al menos doce terroristas, de los que cinco fueron abatidos en Cambrils (Tarragona), al menos dos murieron en la explosión del miércoles en la vivienda de Alcanar y el último, Younes Abouyaaqoub, fue abatido ayer por los Mossos tras llevar huido desde el jueves, cuando se dio a la fuga tras haber conducido la furgoneta que protagonizó el atropello masivo en Barcelona.

(Fuente www.abc.es)