Fiscalía exige respeto a Ollanta Humala

Fiscalía exige respeto a Ollanta Humala

(Fuente: Diario Correo)

Después de una serie de ataques provenientes no solo del Ejecutivo, sino de diferentes representantes del oficialismo, el Ministerio Público puso ayer énfasis en su absoluta independencia y autonomía como órgano constitucional para ejercer su función fiscalizadora. Es más, también exigió respeto por sus acciones ejercidas en el marco de su función jurisdiccional.

El mensaje se da a conocer a la opinión pública a través de un comunicado y en un contexto en el que el Gobierno ha mantenido una política confrontacional frente a la Fiscalía por la investigación abierta contra la primera dama Nadine Heredia y la reciente denuncia penal contra el exministro del Interior Daniel Urresti por el caso del asesinato del periodista Hugo Bustíos.

SIN JUSTIFICACIÓN. Días atrás, el presidente Ollanta Humala tildó de “loco” y “mentiroso” al fiscal Ricardo Rojas León, a cargo de la investigación a su esposa por lavado de activos.

Asimismo, puso en tela de juicio la labor del fiscal Luis Landa Burgos, quien pidió 25 años de prisión para el exministro Urresti -flamante miembro del Partido Nacionalista-.

“Bajo ningún punto de vista se justifica los ataques verbales a la institución y sus integrantes”, reza el comunicado emitido por el Ministerio Público.

El mensaje puso énfasis en la existencia de las vías legales para que las partes involucradas en el proceso puedan impugnar.

“Invocamos a todos los peruanos que nos permitan cumplir con nuestro mandato constitucional de velar por la recta administración de justicia”, se lee líneas más abajo.

NEFASTO. La presidenta del Consejo de Ministros, Ana Jara, justificó ayer la postura confrontacional del presidente Ollanta Humala, argumentando que sus expresiones resultan “entendibles”.

Afirmó que el extitular del Interior tiene derecho a la presunción de inocencia y que será el Poder Judicial el órgano que decida su responsabilidad penal en el crimen de Bustíos.

Negó asimismo la existencia de “interferencias políticas” para echarse abajo las investigaciones a nivel fiscal.

“Lejos está el Presidente de querer interferir en las investigaciones. Nunca lo ha hecho y siempre me reafirmaré en este extremo de mis declaraciones. Ni siquiera cuando se ha tratado de su propia familia ha interferido con los demás poderes del Estado”, refirió.

Agregó que si bien se encuentran agotando las vías legales para demostrar la inocencia de sus militantes (Heredia y Urresti), se están sentando precedentes nefastos en la administración de justicia, “no solo en sede del Ministerio Público, sino también en sede del Poder Judicial”.

EXCESOS. Sin embargo, el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, no quedó satisfecho con sus palabras y exigió al gobierno de Ollanta Humala respeto frente a las indagaciones de sus fiscales.