Fiscal acusa a Gerald Oropeza de coordinación para el narcotráfico

Fiscal acusa a Gerald Oropeza de coordinación para el narcotráfico

(Fuente: La República)

Medida. Piden prisión preventiva para “Tony Montana” y siete de sus principales colaboradores. Los acusan de acopio de droga, embarque en contenedores y transporte de las remesas de dinero desde Europa. Juez de la Sala Penal Nacional evaluará hoy pedido en audiencia pública.

El prófugo Gerald Américo Oropeza López (a) "Tony Montana" lideraría una organización internacional integrada por peruanos, colombianos e italianos, que conspira para el acopio y exportación de cocaína desde el Perú hacia Europa, Centroamérica y México.  

Oropeza tendría el contacto con los financistas italianos y colombianos y, además, se encargaba del control de la calidad de la droga y de coordinar la llegada de los embarques a su lugar de destino.

Así lo sostiene el fiscal especializado contra el Crimen Organizado, Lucio Sal y Rosas Guerrero, en el documento de formalización de investigación preparatoria (denuncia penal) que ayer presentó el Primer Juzgado Penal Nacional contra Gerald Oropeza y otras siete personas, por conspiración para el narcotráfico.

La denuncia incluye a Brian Martin Camps Gutiérrez, Carlos Antonio Sulca Cruz, Jhonatan Enrique Navarro Berríos, Angelo Renzo Espinoza Brissolessi, Juan Fidel Berríos Navarro, David Francisco Hidalgo Sandoval  y Luis Carlos Acuña Pomar.

 El fiscal Sal y Rosas pidió considerar complejo este caso, por lo que solicitó un plazo de investigación de 36 meses y que se ordene la prisión preventiva, por el mismo tiempo, de las ocho personas incluidas en la investigación.

De estas personas, hasta hoy solo se encuentra detenido Luis Acuña Pomar. En la investigación no se incluyó a otros personajes mencionados en relación a este caso, como  Gerson Gálvez Calle (a) "Caracol", Luis Espinoza Oroche o Javier Poémape, pues no habría elementos para considerarlos parte de la organización de Oropeza.

Espinoza Oroche está detenido y bajo investigación, pero por otros motivos.

EL CAPO

De acuerdo con el documento fiscal, Gerald Oropeza tendría la “línea” o contacto con traficantes de droga en los países de destino, como es el caso de los italianos Salvatore “Zazo” o  "Zaza" y Enmanuel Salvatore, miembros del clan Mazzarella de la "Camorra" italiana.  

Como prueba se menciona los mensajes de "whatsapp" del celular de Oropeza del 18 al 31 de marzo con Salvatore Zazo, con quien coordina el envío de 100 "cuadros", que serían en realidad 100 kilos de cocaína, hasta el puerto de Amberes, en Bélgica.

Para ese embarque, el clan Mazzarella habría desembolsado 350 mil euros, que se enviaron al Perú en efectivo, probablemente en unos de los Porsche que Oropeza trajo al país para las carreras de piques.

De los mensajes –concluye la fiscalía– se habría acordado el envío de un embarque de 160 kilos de cocaína el 26 de marzo pasado, pero que luego se postergó al 2 de abril.

Además, se indica que el viaje que "Tony Montana" realizó del 27 de marzo al 1° de abril de este año al balneario de Cancún, en México, tuvo como finalidad concertar otros envíos de droga a otros destinos.

Al regreso a Lima de ese viaje, Oropeza fue violentamente atacado por personas hasta ahora desconocidas, que podrían ser narcos rivales, un ajuste de cuentas por una entrega fallida, o policías corruptos. Este tema permanece en investigación.

La fiscalía también describe el papel que cumplieron los otros integrantes de este cartel peruano que forma parte del narcotráfico internacional. Así, se indica que Brian Camps sería el encargado de traer el dinero al Perú desde Europa, se calcula que hasta un millón de dólares, el último año.

DINERO

El dinero era entregado a pilotos de avión, cuyo equipaje no pasa por el control antidrogas, hasta llegar a Lima. Luego, las maletas eran recibidas por Sulca, quien se las daba a Oropeza.

Fidel Berríos se encargaba de la seguridad de la organización. Además, era chofer de Oropeza y trasladaba a Brian Camps, cuando llegaba con el dinero. De Carlos Sulca se dice que se encargaba de las citas y de coordinar los pagos con los proveedores peruanos de la droga.

Luis Acuña, otro de los que viajó a Cancún, acopiaba la droga en los valles cocaleros, mientras que Renzo Espinoza daba seguridad y pagaba a los estibadores que "preñan" los contenedores de carga, marcarlos para su recojo, en los puertos de destino.