Gobierno dispuesto a ampliar plazo de contratación con nueva ley de empleo juvenil

Gobierno dispuesto a ampliar plazo de contratación con nueva ley de empleo juvenil

 

El proyecto de ley que promueve el empleo formal juvenil plantea que el plazo de contratación mínimo de los jóvenes sea de seis meses para que las empresas gocen del subsidio del pago de EsSalud. La administración de PPK no descarta elevarlo.

Pese a que aún no se discute en el seno de la Comisión de Trabajo del parlamento el proyecto de ley – remitido con carácter de urgencia por el Gobierno – que promueve el empleo formal de los jóvenes de 18 a 29 años, el Ejecutivo está dispuesto a flexibilizar algunas condiciones planteadas inicialmente como el plazo de contratación.

La propuesta que busca promover la contratación formal de los jóvenes desempleados por más de seis meses o que laboran en la informalidad, plantea que sea el Estado quien asuma el pago de EsSalud (9% del suelto tope).

Este subsidio se daría por un periodo de tres años siempre que se los contraté por un plazo indefinido o por periodo de seis meses como mínimo. Este plazo, en opinión de German Lora, jefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), podría elevarse a un año, si es que así lo consideran los parlamentarios.

“(¿Podría ampliarse el plazo de contratación?) Sí, creo que una medida de ajuste podría darse. Si algún parlamentario considera que la contratación forzada debe darse por un periodo de un año, podría darse. Nosotros consideramos que la contratación por un periodo de seis meses es suficiente, pero podría ampliarse a doce meses. Para eso es básico que este proyecto sea discutido en el Congreso”, explicó a Gestión.pe.

En esa línea, el especialista remarcó que el subsidio prometido sería desembolsado directamente por el gobierno central a través del Ministerio de Economía y Finanzas, ante las voces que acusan al Estado como el principal deudor de EsSalud.

“Los principales deudores de EsSalud son los gobiernos locales y regionales en 90%, entonces no es correcto el argumento de cómo el Estado va asumir el pago de la seguridad social de los jóvenes, cuando es el principal deudor. Este desembolso lo hará directamente el MEF”, puntualizó el especialista.

Lora Álvarez retiró que la propuesta no es una nueva ley pulpín ya que los jóvenes que sean contratados tendrán las prerrogativas laborales que la ley establece como el derecho a gratificaciones, vacaciones, CTS, protección contra despidos y todos los derechos del régimen laboral que les corresponda. (Ver cuadro)

“Los derechos de sindicación, negociación colectiva y huelga de los jóvenes están garantizados. Del mismo modo, tienen derecho a la protección que confiere la Ley en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo”, reiteró. En ese contexto, dijo que el retraso en su debate en el parlamento, está generando una demora también en la contratación de los jóvenes beneficiados, ante el entusiasmo inicial de los empleadores.
 

(Fuente Gestión)