MEF: La economía tocó fondo con Lava Jato y El Niño, pero ahora viene la recuperación

MEF: La economía tocó fondo con Lava Jato y El Niño, pero ahora viene la recuperación

 

Los fuertes choques que afectaron a la economía peruana, la paralización de la inversión por los casos de corrupción vinculados a Odebrecht y el fenómeno El Niño Costero, hicieron que la economía tocara fondo y lo que viene será una recuperación, dijo la viceministra de Economía Claudia Cooper.

“Los efectos de Odebrecht y del Fenómeno El Niño claramente nos están pasando una factura muy fuerte. Estamos empezando a ver en el segundo trimestre una recuperación de eso. Esperamos en los dos últimos trimestres que estas reformas que hemos hecho empiecen a dar sus frutos”, dijo la viceministra durante su participación en el seminario Perú CFO Summit 2017.

“En mayo ya vimos señales de mejora como una recuperación del sector eléctrico y en el ratio de órdenes de compra. Este escenario nos dice que lo peor ya habría pasado”, agregó.

La viceministra del MEF explicó que el golpe por lado de la corrupción fue un shock inesperado que redujo la inversión en infraestructura (13% de la inversión privada) y las expectativas empresariales.

Asimismo, el fenómeno El Niño Costero afectó el PBI y paralizó las regiones de Piura, La Libertad y Lambayeque, que aportan grandemente al sector agrícola, servicios y comercio (51% del PBI). “Sin embargo, a pesar de todo no nos fue tan mal y pudimos sostener el crecimiento positivo”, apuntó.

IMPULSO FISCAL
Cooper afirmó que ante el impacto de estos dos choques la política fiscal expansiva que viene aplicando el Ejecutivo va a ser determinante para el crecimiento de este año. En ese sentido dijo el Ejecutivo implementó medidas para acelerar la ejecución del gasto público.

Entre las principales medidas está el impulso fiscal de 1.3% del PBI que inyecta recursos adicionales al Presupuesto del 2017. Además la priorización de proyectos de inversión pública que están en fase de ejecución pero sin recursos asignados y el impulso del gasto de mantenimiento.

Asimismo la oportunidad disposición de recursos para los gobiernos subnacionales pues se realizaron las transferencias en el primer trimestre del año, cuando normalmente se hacía en agosto.

Finalmente se aplicó un procedimiento especial de la Ley de Contrataciones del Estado para las zonas de emergencia, que podría reducir los plazos de contratación hasta en 120 días.

“La solidez fiscal del país sigue siendo una de las más sólidas del mundo pero es una fortaleza que debemos cuidar. Tenemos déficit fiscal y lo que nos toca es dar señales que es un déficit controlado”, indicó.

REFORMAS
Sin embargo la viceministra de Economía aseguró que para reactivar la economía y alcanzar tasas de crecimiento importante la solidez macroeconómica ya no basta y por ello el Gobierno aplicó, a través de las facultades legislativas, importantes reformas para dar impulso al PBI a través de mayor productividad de las empresas.

Explicó que estas reformas se concentran en dos pilares para consolidar el crecimiento económico en el mediano plazo. El primer pilar, denominado inclusión tributaria, comprende la reforma del Sistema Tributario, transformación de la Sunat, mejora del Sistema de protección social y un destrabe administrativo.

El segundo pilar busca acelerar la inversión para ello se creó el Plan Nacional de Infraestructura, el fondo de infraestructura y el sistema Invierte.pe; se reformó las modalidad de inversión Asociación Público-Privada y Obras por Impuesto; se destrabaron algunos proyectos; y se optimizó la regulación medioambiental para la exploración minera.

RECONSTRUCCIÓN
Un tercer pilar que sostendrá el crecimiento a mediano plazo es el Plan de Reconstrucción con Cambios. Para ello se amplió la disponibilidad de recursos con el fin de financiar las obras sin afecta en demasía el déficit fiscal.

Cooper precisó que para ello se tienen líneas de contingencia por 2.1% del PBI. Asimismo ahorros de entidades públicas no financieras por 2.3% del PBI y el Fondo de Estabilización Fiscal (4.2% del PBI). “Todo ello hace un colchón de 8.6% del PBI”, finalizó.

(Fuente Gestión)