Piden que seguros oncológicos modifiquen cláusulas engañosas

Piden que seguros oncológicos modifiquen cláusulas engañosas

Una cruzada para mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen cáncer terminal inició el médico internista Fernando Román D'alessio, quien solicitó a los seguros oncológicos incluir ese concepto y modificar sus cláusulas engañosas.

 
Esta decisión la tomó luego de vivir en carne propia las deficiencias en el tratamiento y atención que ofrecía el seguro Oncosalud a su esposa María Malca Espinoza, a quien se le hospitalizó luego de detectársele dos tumores en el cerebro en diciembre del 2013.
 
"A María le diagnosticaron Glioblastoma Multiforme Grado IV, que es agresivo y no tiene cura. Le detectaron dos, uno en la glándula pinial y otro en el cerebelo, los mismos que le han destruido la sustancia blanca que permite la memoria, el desarrollo cognitivo e intelecto", explicó a la agencia Andina
 
Román D'alessio comentó que si bien el seguro cubre con lo que establece su cobertura en caso de cáncer, lamentablemente no considera el tratamiento que necesitan pacientes terminales a los que hay que garantizar calidad de vida, como fue el caso de su esposa.
 
Ella necesita medicación, alimentación y rehabilitación especiales justamente porque es una paciente terminal (con enfermedad incurable) y precisa de una buena calidad de vida, dado que las radioterapias han atrofiado su cerebro.
 
El problema, sostiene Román D'alessio, es que este concepto no aparece en las cláusulas de atención de los seguros y es lo que hay que corregir porque sí tiene que aparecer, más aún si mi esposa tenía un seguro Oncosalud plus, que ofrecía atención ilimitada, integral y con tecnología de punta.
 
"Como el término 'calidad de vida' no aparece de manera específica en el contrato, entonces no recibía la nutrición farmacológica que debía fortalecer sus defensas y evitaba la aparición de escaras. Recibía más bien una alimentación de tipo artesanal, como sopa de pollo", dijo.
 
Tampoco estaba bajo el cuidado de una técnica de enfermería las 24 horas sino 12 horas y no recibía fisioterapia, que era necesaria por su condición de salud. Todos esas carencias, además de medicinas traídas del extranjero, fueron cubiertas por la familia de la paciente a fin de disminuir dolores y posibles convulsiones.
 
Román D'alessio precisó que no le solicitará a Oncosalud ninguna reparación civil ni iniciará una acción legal ni administrativa contra la aseguradora. Más bien, recordó, esta cruzada es para evitar el sufrimiento y deterioro de todos aquellos los pacientes afectados por un cáncer incurable. 
 
"Felizmente creo en Dios, hemos podido asumir los gastos que no cubre el seguro, y he tenido el apoyo de mis colegas. María está rodeada del cariño y amor de su familia, y dejará de existir con dignidad", puntualizó.