Trump asegura que él no grabó ni tiene cintas de sus conversaciones con Comey

Trump asegura que él no grabó ni tiene cintas de sus conversaciones con Comey

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho este que él no posee cintas ni grabó sus conversaciones con el exdirector del FBI James Comey, al tiempo que matizó que no tiene «ni idea» de si existen grabaciones de esos encuentros.

«No tengo ni idea de si hay 'cintas' o grabaciones de mis conversaciones con James Comey, pero yo no hice, y no tengo ningún tipo de grabaciones», escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Fue el propio Trump quien insinuó hace semanas la posibilidad de la existencia de grabaciones de sus conversaciones con Comey, quien dirigía el FBI hasta que el mandatario decidió despedirlo de manera fulminante a comienzos de mayo.

El 12 de mayo, tres días después del despido de Comey, Trump lanzó desde su Twitter una velada amenaza: «Más le vale que no haya 'cintas' de nuestras conversaciones antes de que él empiece a filtrar a la prensa».

Durante su comparecencia a comienzos de este mes ante el Comité de Inteligencia del Senado, Comey se mostró deseoso de que Trump confirmara la existencia de esas grabaciones y exclamó: «Dios mío, espero que haya cintas».

Comey tomó nota de las conversaciones que mantuvo con Trump mientras era el jefe del FBI y, en ese testimonio ante el Senado, declaró que el presidente lo presionó para «despejar la nube» que le causa la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de noviembre y los posibles contactos entre su campaña y el Kremlin.

Hoy mismo, también vía Twitter, Trump cuestionó las decisiones que tomó su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, para frenar los ataques rusos destinados supuestamente a influir en las elecciones de 2016, una trama que consideró, además, un mero «engaño de los demócratas» para justificar su derrota.

La investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones y la posible coordinación entre la campaña de Trump y el Kremlin está ahora en manos de un fiscal especial, el exdirector del FBI Robert Mueller.

Varios comités del Congreso estadounidense han solicitado que, si existen cintas o grabaciones de las conversaciones entre Trump y Comey, sean entregadas antes de este viernes, 23 de junio, para que puedan formar parte de la investigación sobre la trama rusa.

La Casa Blanca ya había adelantado en los últimos días que Trump despejaría las dudas sobre las cintas esta semana.

(Fuente ABC de España)