Trump promete donar 1 millón de dólares de su bolsillo a las víctimas del huracán Harvey

Trump promete donar 1 millón de dólares de su bolsillo a las víctimas del huracán Harvey

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha prometido donar 1 millón de dólares a las víctimas del huracán Harvey, ha informado la Casa Blanca este jueves.

«Se siente orgulloso de donar personalmente un millón de dólares a la población de Texas y Luisiana», señaló la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Sander añadió que el multimillonario aún no había elegido la organización a la que quería donar, pero quería dar su dinero a la «más eficaz y mejo» para ayudar a las víctimas de las inundaciones.

La Casa Blanca, que pidió al Congreso que liberara fondos de emergencia, también anunció el jueves que 100.000 hogares habían sido golpeados por la tormenta Harvey desde que llegó a tierra en Texas el viernes por la noche.

Varias celebridades estadounidenses, desde Beyoncé a Sandra Bullock, al jugador de fútbol americano J.J. Watt, ya han anunciado que apoyarán económicamente a las víctimas.

Se necesitan 100.000 millones de dólares

Alrededor de 100.000 viviendas han resultado dañadas en mayor o menor medida por el huracán Harvey a su paso por Texas y Luisiana, según indicó hoy la Casa Blanca, por lo que la Administración Trump solicitará al Congreso fondos de emergencia para responder a los estragos de la catástrofe.

El asesor de Seguridad Nacional y Antiterrorismo de la Casa Blanca, Thomas Bossert, indicó hoy en rueda de prensa que los fondos de emergencias con los que cuenta el Gobierno aun tienen liquidez, pero anunció que la Casa Blanca solicitará financiación adicional.

En el caso del huracán Sandy en 2012, que anegó las costas de Nueva Jersey y Nueva York aunque con menor impacto que Harvey en el Golfo de México, el Congreso aprobó 60.000 millones de dólares de ayuda adicional para la recuperación tras el ciclón.

Aunque Bossert no dio cifras concretas sobre la cantidad que solicitará el Gobierno de Donald Trump, el gobernador de Texas, Greg Abbott, estimó que la cantidad requerida puede ascender a unos 100.000 millones de dólares.

(Fuente www.abc.es)