Trump y Putin se suman a un pacto de alto el fuego para el suroeste de Siria

Trump y Putin se suman a un pacto de alto el fuego para el suroeste de Siria

 

El líder ruso y el estadounidense se ven cara a cara por primera vez en la cumbre del G20 en Hamburgo.

Los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, acordaron hoy en una reunión en el marco del G-20 una tregua en el suroeste de Siria que entrará en vigor a mediodía, hora local, del domingo 9 de julio.

Según informó el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en una comparecencia en Hamburgo, donde se celebra la cumbre del G20, los dos líderes se han comprometido además a asegurar que «todas las partes» implicadas en el conflicto respetan el alto el fuego.

Expertos de Rusia, EEUU y Jordania han concluido su trabajo en Amman y «han consensuado un memorándum sobre la creación de una zona de distensión en el suroeste de Siria, en las zonas de Daraa, Al Quneitra y As-Suwayda», explicó Lavrov.

«En esa zona regirá el alto el fuego a partir de las 12.00 hora local de Damasco del 9 de junio», agregó el jefe de la diplomacia rusa.

Trump y Putin han sellado un memorando de entendimiento, en el que también está involucrada Jordania, con interés en respetar la «soberanía» de Siria y de hacer avanzar el proceso hacia un «acuerdo político», agregó Lavrov.

A juicio de Lavrov, Putin y Trump «se mueven en primer lugar por los intereses nacionales de sus países», aunque entienden, no obstante «como interés la búsqueda de acuerdos en lugar de la confrontación, sin intentar crear problemas donde no los hay».

Trump y Putin se entrevistaron hoy por primera vez cara a cara y su reunión duró unas dos horas y cuarto, según fuentes de ambas delegaciones.

Un encuentro de dos horas y media

La reunión comenzó pasadas las 16.00 hora local (14.00 GMT) y se prolongó hasta más allá de las 18.00 hora local (16.00 GMT), según fuentes de ambas delegaciones, aunque por el momento no han trascendido los temas abordados.

Poco después del inicio de la reunión se permitió el acceso a los medios a la sala del encuentro y ambos líderes se mostraron satisfechos por este primer cara a cara y optimistas con respecto a sus potenciales resultados.

Trump aseguró que era un «honor» reunirse con el presidente ruso y Putin dijo sentirse «encantado» de entrevistarse por fin en persona con su homólogo estadounidense.

La conversación entre ambos fue «muy bien», según Trump, que confió en que sucedan «muchas cosas muy positivas» para EEUU, Rusia y todo el mundo a raíz de esta reunión, y que se mantengan las líneas de comunicación.

Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan «resultados» y destacó que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas.

Luego, Trump y Putin se estrecharon la mano por unos segundo antes las cámaras en un apretón neutro, firme pero breve, muy diferente a otros del presidente estadounidense que han dado lugar a multitud de comentarios.

Sus declaraciones a los medios se produjeron dentro de la sala donde tuvo lugar la bilateral, con ambos sentados en sendos sofás blancos, separados por una mesa con unas flores, y con la presencia tan sólo en la estancia de dos traductores, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

(Fuente www.abc.es)