Una alianza no tan popular: radiografía del Apra y el PPC

Una alianza no tan popular: radiografía del Apra y el PPC

(Fuente: El Comercio)

 

El 5,8% obtenido por Alan García es el tercer peor resultado electoral en la historia aprista. Enrique Cornejo y Úrsula Silva suenan como piezas de recambio.

 

¿Hay vida en el Apra después de Alan García? Esa es la pregunta que ronda en las afueras de la Casa del Pueblo. Tras los resultados de la última elección, la alta dirigencia de la estrella ha puesto sus cargos a disposición y convocado a un congreso partidario para el próximo 7 de julio. El escenario arroja otra interrogante para los compañeros: ¿Podrán renovarse en tan corto tiempo?

 

El último congreso partidario del Apra se realizó en marzo del 2010. En aquella fecha se eligió al Comité Ejecutivo Nacional y a la Comisión Política Nacional por un período de cuatro años, que venció en marzo del 2014. 

 

Con el resultado desalentador que dejó a Alan García en un quinto lugar y sin colocar a ningún rostro nuevo en el Congreso, la pregunta es: ¿Quién puede asumir la dirección del partido?

 

“Jorge del Castillo quiere, pero no puede. Enrique Cornejo puede pero no quiere. Para Cornejo, asumir la conducción del partido va a ser una carga en contra de sus intenciones para postular a la Alcaldía de Lima en el 2018. A menos que esté pensando en el 2021”, responde un alto dirigente del partido que pidió no ser mencionado.

 

En una reunión partidaria, el pasado lunes, Jorge del Castillo se presentó con Enrique Cornejo y Carlos Roca en el Salón de las Banderas de la Casa del Pueblo. En el Apra se sostiene que entre ellos se maneja una alianza para tomar las riendas. Una alianza que incluye figuras nuevas como Luis Jiménez, actual regidor aprista por Lima y creador del grupo de jóvenes Corriente Democrática.

 

Pero existe otra confluencia de jóvenes apristas que viene sosteniendo una serie de reuniones, liderados por la candidata no electa de Lima, Úrsula Silva, quien sorprendió al lograr casi 20 mil votos. 

 

Silva indicó a El Comercio que buscan ser una salida renovadora con miras a los cien años del partido. Sin embargo, asegura que el congreso convocado deja muy poco tiempo. “Los delegados son los que deciden y se necesita de un trabajo a fondo para romper la polarización que siempre ha existido en el partido”, dijo.

 

¿Puede una figura joven asumir la secretaría general? El congresista Mauricio Mulder recuerda que Alan García lo logró en 1982 (a sus 33 años). Aunque la última vez que se habló de un sucesor de García fue con Daniel Salaverry, pero este renunció por pugnas con la vieja guardia.

 

[Foto] Una alianza no tan popular: radiografía del Apra y el PPC

El PPC no logró elegir a un solo legislador y vuelve a la pugna entre castristas y reformistas. Marisol Pérez Tello se posiciona para tomar las riendas.

 

El que más salió perdiendo de la denominada Alianza Popular fue, sin duda, el Partido Popular Cristiano (PPC). Los pepecistas se han quedado sin representación parlamentaria, algo que no ocurría desde la Asamblea Constituyente de 1979 y que acontece en medio de la fuerte pugna entre castristas y reformistas.

 

El mandato de sus altos cargos directivos, al igual que el Apra, ya está vencido. La presidencia de Raúl Castro terminó en noviembre del 2015 y aún no se define la pugna por la secretaría departamental en Lima que acabó entre infraternas acusaciones de fraude.

 

Sobre esto último existen decisiones de dos tribunales electorales diferentes, uno que proclama ganador a Javier Altamirano, actual alcalde de San Juan de Miraflores y hombre de confianza de Raúl Castro, y otro que daba el cargo a Marco Álvarez, actual burgomaestre de San Borja y allegado a la facción reformista de Lourdes Flores.

 

Los reformistas buscan ganar esa batalla para hacerse fuertes con miras a asumir la conducción del partido, algo que perdieron en el 2011 por apenas seis votos con Juan Carlos Eguren de candidato. Fuentes de los reformistas creen que el escenario es propicio, pues si bien Lourdes Flores fue la cara de la alianza con el Apra, quien llevó a cabo las negociaciones fue Raúl Castro, por lo que consideran que es su derrota.

 

La idea de esta facción es que la congresista Marisol Pérez Tello –quien no postuló a la reelección– asuma la conducción del partido, pero antes quieren colocar a Marco Álvarez como secretario departamental para luego lanzarlo a la Alcaldía de Lima en las elecciones del 2018.

 

Aunque para esto, primero, deberán lidiar con las intenciones personales de Juan Carlos Eguren y Alberto Beingolea, quienes han mostrado sus ganas no solo de ser presidentes del partido, sino también del Perú.

 

Escenario distinto maneja la facción castrista, donde no descartan la reelección de Raúl Castro. “Pero si postula lo hará con una lista nueva”, aclaran.

 

Quien tome las riendas del PPC deberá enfrentarse a una realidad que ha quedado al descubierto en esta última elección. “Lo más penoso ha sido constatar que el partido en provincias no existe, es una ficción. Esa falta de maquinaria no aportó a la alianza y nuestra votación en Lima ha sido ridícula”, sentencia un alto dirigente pepecista.