Los cuatro Castillos

Les propongo un reto. Hagamos un ejercicio de especular posibles “eventos divergentes”. El escenario marca cuatro (potenciales, no únicos o excluyentes) posibles derroteros que podría tomar el país en un eventual gobierno de Pedro Castillo:

1.- Castillo versión “Humala 2.0”: Castillo traiciona a Cerrón, a sus votantes y gobierna con la derecha mercantilista. Su precario gobierno se sostendrá en inestables alianzas políticas parlamentarias, repartición del estado, recesión y aplicación de políticas contracíclicas, y el aburguesamiento de la familia Castillo (probablemente la Sra. Castillo sea portada de la revista Cosas). El fin de su débil gobierno originará, nuevamente, la destrucción de la izquierda radical por una década. López Aliaga lo sucederá, imponiendo un modelo mercantilista y autoritario.

2.- Castillo hace política dentro de las estructuras políticas de la democracia burguesa: Castillo busca afianzar una alianza entre el sector popular y la pequeña burguesía de las regiones. Su objetivo es generar una hegemonía en el sur y en la sierra central, que ponga en jaque a la capital. Busca generar una correlación de fuerzas estratégica que le permita, dentro de los canales democráticos, realizar sus propuestas de reforma. Surgirán conflictos internos en el gobierno que exigirán, por un lado, moderación y contemporizar con los sectores democráticos progresistas de la oposición, y otro que pedirá implementar medidas revolucionaras. Castillo jugará el rol de equilibrista. La oposición esperará el menor error que ponga en cuestión su lealtad por el régimen democrático, para pedir la intervención de las FFAA para reinstaurar las libertades fundamentales y el estado de derecho (la dictadura comisarial, en términos schmittianos).

3.- Castillo lleva el proyecto ideológico hasta las últimas consecuencias: Castillo impone un modelo de democracia plebiscitaria. Arrincona políticamente al Congreso, desde las calles mediante una enorme movilización de los sectores populares y mediante un ataque sistemático a sus políticas obstruccionistas. La madre de todas las luchas es el referéndum. El gobierno logra (por vías legales o de fuerza mediante la movilización social) impulsar el referéndum y se convoca a una Asamblea Constituyente. La oficialidad se divide entre los sectores democráticos (sobre todo del Ejército de Tierra, por su extracción social) y los golpistas (aviación y, sobre todo, la marina). Es posible que se produzca un golpe de estado que alejará, transitoriamente del poder, al presidente Castillo. Luego será repuesto y, con una mayor legitimidad, ahondará sus reformas.

4.- Castillo agudiza las contradicciones con las fuerzas políticas de oposición, las califica de defender sus intereses de clase dentro del estado burgués y, mediante movilizaciones, genera una situación de insurgencia popular que, tendrá su salida política, mediante la convocatoria de la Asamblea Constituyente. Meses antes de las elecciones para la Asamblea, Castillo generará una situación de crecimiento y bonanza económica “artificial” (utilizando las reservas internacionales) para legitimarse políticamente y arrasar en las elecciones.

¿Qué otros escenarios se pueden manejar? Se abre la discusión.

NOTICIAS MAS LEIDAS