Tiempo de elecciones en México, las más importantes en las últimas 2 décadas.

El Poder Legislativo en México es un sistema bicameral, se divide en 2 cámaras; la Cámara de Diputados, formada por 500 diputados y la Cámara de Senadores, conformada por 128 senadores.

Los diputados representan a los ciudadanos que los eligen en cada jurisdicción y los senadores representan a una provincia o Estado; la función de ambos es ser la voz del pueblo y velar por los intereses de los ciudadanos.

Este año, es un año electoral en México, es decir, se eligen a los 500 diputados que conforman la Cámara de Diputados.

La forma de elegirlos es la siguiente: 300 diputados el principio de mayoría relativa; y 200 diputados por representación proporcional.

Ahora bien, las votaciones para senadores son cada 6 años y para diputados son cada 3 años. La elecciones presidenciales son también cada 6 años sin posibilidad de reelección -hasta ahora-. Siendo así, al momento de elegir presidente, también se elige a todos los diputados.

Las últimas elecciones en México fueron históricas, porque el actual presidente, fue un amplio ganador sobre sus contrincantes por la presidencia y, su partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), obtuvo la mayoría de los peldaños políticos tanto en la Cámara de Diputados como de Senadores.

En la Cámara de Diputados, con 256 diputados son del partido mayoritario, es decir, el 51.2% del total de la Cámara de Diputados; y en la Cámara de Senadores tiene 60 Senadores, es decir, el 46% del total. 

Por lo que, todas las leyes y cambios legislativos que solicita el presidente o su partido político son admitidos y aprobados rápidamente sin importar si eran las mejores opciones para proteger los intereses de los mexicanos que los eligieron.

En otras palabras, MORENA el partido del presidente, tiene el control total del país desde el año 2018. El presidente fue votado por 40 millones de mexicanos, es decir, una tercera parte de la población total del país.

El partido arrasó en las elecciones por el hartazgo social de pueblo mexicano y entregaron sus sueños y esperanzas a un partido nuevo, que prometió muchas cosas.

Hoy, después de casi 3 años de mandato, parece que el descontento social que anteriormente le dio el poder en bandeja de plata a MORENA, ha cambiado de opinión ante la falta de los resultados prometidos y de las crisis que vive actualmente el país.

Por todo lo anterior, este año es de toral importancia para México, pues no es un secreto para nadie que el presidente tiene a México en una situación muy complicada tanto económica, como política y socialmente.

Estas votaciones se dan en medio de un clima hostil, de crisis económica y de una pandemia que no ha dejado de evolucionar y de complicar la forma de retomar el rumbo.

Estas elecciones pueden arrebatar el país a una persona que parecía ser la solución para México, pero que no ha podido demostrarlo con hechos, sino que cada vez se va hundiendo más en sus propias declaraciones; respecto al COVID-19, al aeropuerto, al apoyar candidaturas de personas de la política señaladas como supuestos violadores o acosadores sexuales en más de una provincia o Estado.

En el Ecuador acaban de cambiar de inclinación política y en el Perú ya está lista la segunda vuelta. Seguramente en México, habrá un cambio de timonel en la política también.

Actualmente el presidente no tiene un contrapeso, alguien que le haga frente ni en el poder legislativo, ni en el poder judicial (tal como lo plasmé en el artículo de la semana pasada), entonces, los 3 poderes recaen en él, en el presidente Andrés Manuel López Obrador. Por eso, estas  elecciones son las más importantes, porque MORENA puede perder el control.

NOTICIAS MAS LEIDAS