El partido aún no termina

Este 28 de julio juramentará, al más alto cargo de la Nación, uno de los dos candidatos que ahora disputan la Presidencia de la República del Perú.

Hace poco el Jurado Nacional de Elecciones - JNE, afirmó que la proclamación de los resultados de la segunda vuelta electoral no pasará del 15 de julio, pero parece ser que la espera seguirá hasta por lo menos unos días antes del 28 de julio, fecha en el cual se celebrará los 200 años de la Independencia del Perú.

Lamentablemente, el Bicentenario del Perú pasa por un estado de crisis política, económica y de salud que no da muestra de mejora alguna. Seguimos igual o peor, y cada día empeoramos más y más. Nos encontramos en cuidados intensivos y parece que el Perú aún no le darán de alta.

Ahora, hay un pedido de suspender la proclamación este 28, lo cuál haría que pasemos la fecha patria más importante y la celebración de los 200 años de independencia sin un nuevo presidente.

Los indicios de fraude son evidentes y en una elección presidencial debe primar la transparencia, pero esa transparencia no se ve reflejada ni respaldada por las instituciones, menos por el actual presidente transitorio, Francisco Sagasti que, a palabras de Mario Vargas Llosa en un foro de Madrid, afirmó que Sagasti tomó partido por Pedro Castillo, aún cuando el máximo mandatario debe ser imparcial y no tomar participación.

El presidente Francisco Sagasti olvidó que una de las razones por la cual fue elegido por el Congreso como presidente transitorio del Perú era para brindar la garantía y la transparencia en estas últimas elecciones, pero con esas analogías futbolísticas, evidencia que no conoce nada de fútbol, porque hasta en el mismo deporte u otro se puede reclamar cuando se demuestra que hubo un acto antideportivo, pero ahora nos dice que no da por acabado el partido, sino que estamos en la etapa de penales, con ello puso en evidencia su preferencia por Pedro Castillo.

Los ciudadanos que hoy salen a marchar, no buscan ganar de manera irregular, sino solo defienden su voto y el de aquellos que quedan en silencio esperando que esto se pueda solucionar pronto, a pesar de los indicios de fraude, lo que exigen es que quien haya ganado en las ultimas elecciones lo haya hecho sin trampa, sin malas prácticas en el conteo de votos, sin impugnar mesas de manera irregular o con firmas falsas, que quien haya ganado lo haya hecho de manera correcta, sin artimañas y sin eso que mucho llaman en nuestro país: ¨ser vivo¨. Pero el JNE, ni el presidente actual, no quieren -o no dan muestras de transparencia, confianza o respaldo alguno en estas elecciones, ya tomaron partido y los grandes perdedores somos nosotros, los que no podremos celebrar el Bicentenario del Perú de manera digna .

NOTICIAS MAS LEIDAS