El Gobierno de Pedro Castillo Terrones y el narcotráfico

8 Septiembre, 2021

Francois Novaro

Empecemos con el pésimo y folclórico mensaje del Primer Ministro que chacchó su coca en su presentación al Parlamento. Pasada una semana desde que utilizará, pública y notoriamente, dicha droga (no sabemos si la chacchó con el reactivo de piedra de ceniza o con cal para potenciar su efecto) (1), los gobiernos del Perú y Estados Unidos firmaron el convenio de donación para objetivos de desarrollo, lo que debería permitir que ambos países sigan trabajando juntos a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). El acuerdo estará vigente hasta el año 2026 y estipula una contribución de 321 millones de dólares, de los cuales 171 millones serán asignados al programa bilateral y 150 millones al programa regional. Durante la ceremonia realizada en “Torre Tagle”, el ministro de Relaciones Exteriores, embajador Óscar Maúrtua, y el director de la USAID en el Perú, Jene Thomas, suscribieron el acuerdo en presencia de la embajadora de Estados Unidos en nuestro país, Lisa Kenna.

¿Qué es la USAID? Es la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. USAID se anuncia como un líder en los esfuerzos humanitarios y de desarrollo internacional para salvar vidas, reducir la pobreza, fortalecer la gobernabilidad democrática y ayudar a las personas a progresar más allá de dicha asistencia. (2)

Mientras que USAID proclama que la transformación del Perú en los últimos 20 años constituye una notable historia de éxito en su desarrollo como país, un vocero principal del partido gobernante (Perú Libre), el Congresista Guillermo Bermejo, declara que es imperdonable que el canciller Maúrtua renueve este convenio con la USAID. Ahí no queda la cosa. A través de su cuenta en Twitter, el parlamentario indicó que dicha renovación es “continuar con el gato en el despensero” y que dicha política exterior “no corresponde a un gobierno de izquierda”, y dice que la USAID “es cómplice de todos los golpes de estado en América Latina y un organismo espía dentro de nuestra patria”. (3)

Para USA, que es entendido como un socio estratégico para nuestro país, el Perú se ha consolidado gradualmente como una fuerza estable y un socio confiable de los Estados Unidos en la región latinoamericana. El progreso del Perú demuestra los méritos del camino elegido enfocado en un desarrollo basado en una economía de mercado, una forma de gobierno democrática y el uso de soluciones locales para los problemas particulares del país. Así la nueva estrategia de cooperación al desarrollo del país refuerza los logros bajo una nueva visión sobre el rol estratégico de USAID en el Perú. Para implementar esta visión, USAID sigue como uno de sus principios rectores el alineamiento entre cooperación y temas prioritarios de la política exterior de los EEUU como es la lucha contra el narcotráfico y la corrupción.

En esta tribuna consideramos que es vital, para luchar contra el narcotráfico, dar un mensaje claro y activar un plan concreto que convenza. Esto debió hacerse en cabeza del Ministro del Interior ante el congreso, presentarse y delinear una estrategia con liderazgo. Necesitamos un task force en seguridad interna y lucha contra el tráfico ilícito de drogas, sin embargo, los mensajes son otros. Inequívocamente el primer ministro lanza un mensaje subliminal al “VRAEM” con su “show coquero”. Tenemos a un sombrío ministro, con un perfil antagónico a lo que se debería postular (Juan Manuel Carrasco Millones) que al juramentar en su cargo activó automáticamente una investigación en su contra, del Ministerio Público por presunta incompatibilidad. Recordemos que el ciudadano en mención solo pidió una licencia como fiscal, previa al ingreso en el gobierno de Pedro Castillo.

Tampoco aparece el Ministro de Defensa. Walter Ayala Gonzales, quien se destacó por negar su cercanía al partido gobernante cuando presentó la polémica acción de amparo para impedir que el Congreso elija a los miembros del Tribunal Constitucional, no es tan ingenioso en estrategia ni política de estado en este tan desatendido asunto del TID y sobre el VRAEM. Más bien, brilla por su ausencia.

Todo hace parecer que hoy la balanza está del lado de opuesto. La estelar y mediática presencia en Lima del abanderado de la hoja de coca en el mundo: don Evo Morales; no hace más que confirmarlo. Estamos atentos a ver quién presidirá DEVIDA.

François Novaro      

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Acullico
  2. https://www.usaid.gov/sites/default/files/documents/Resumen_de_Estrategia_de_USAID_en_Peru_2020_-_2025_-_06_julio_2020_2.pdf

https://www.usaid.gov/es/peru

  1. https://canaln.pe/actualidad/guillermo-bermejo-imperdonable-que-canciller-maurtua-renueve-convenio-usaid-n438755

NOTICIAS MAS LEIDAS