El Sendero de los cobardes: a 29 años de la captura del líder terrorista

9 Septiembre, 2021

Sofía Miranda

                                                                                                       Sofía Miranda(*) [1]

Es tal vez inconocible para algunos, que el 12 de septiembre de cada año (a partir de la promulgación de la Ley N.º 30655) se conmemora en el Perú el “Día de los defensores de la Democracia”, en homenaje a los miembros del GEIN, hombres que entregaron vida, coraje y valentía en la lucha contra el terrorismo sanguinario de Sendero Luminoso. La fecha en mención, como casi todo en la vida, no resulta de una coincidencia. Hace 29 años, mientras miles de peruanos terminaban de disfrutar un tradicional clásico de fútbol (Alianza Lima vs. Universitario), el GEIN (al mando del Jefe de la Dircote Ketin Vidal, del Coronel Benedicto Jiménez y el Comandante Marco Miyashiro) llevaba a cabo la operación “Victoria” – que, en efecto fue la victoria nacional más grande de las últimas décadas-  logrando la captura del “líder” terrorista Abimael Guzmán Reynoso y su cúpula. Fue el éxito de la operación Victoria a manos del GEIN, la que le devolvió al Perú la paz robada por décadas, producto de una infame demencia criminal y cobarde llamada: Sendero Luminoso.

Guzmán Reynoso, fervoroso admirador de las insanas y homicidas mentes de Josef Stalin y Mao Tsé-Tung – admiraría seguramente a Stalin por ser artífice del Holodomor “muerte por hambre” ucraniano, que dejó un saldo de 10 millones de muertos; y a Mao, el más grande genocida de la historia, por dejar un récord de 70 millones de muertos en su haber –  perpetró lo suyo propio en el Perú, haciéndose conocido únicamente por ser uno de los más grandes proveedores de muerte y violencia que ha visto nacer esta tierra (60 000 mil peruanos muertos).

La captura de Guzmán, marcó un antes y un después en la vida de cada peruano que padeció de la demencia criminal del grupo terrorista de Sendero Luminoso. El 12 de septiembre, a 29 años de esa histórica victoria, existen casi tres nuevas generaciones para las cuales esta fecha y la historia detrás de la lucha contra Sendero Luminoso y el MRTA, no significan nada. Es así que, un gran sector de peruanos - especialmente los más jóvenes -, han preferido hacer de oídos sordos, para continuar con el quehacer favorito de estos tiempos: el update continuo de sus redes sociales (interminables likes, tuits, tik toks, etc), pues creen que la realidad ocurre en esa burbuja artificial.

Sin embargo, en las calles se cumplen 29 años de la captura del líder terrorista, ello en medio de la indignación profunda de miles de peruanos ante los “extraños” vínculos de un Presidente, un PCM, Ministros, Congresistas y demás funcionarios públicos del gobierno con Sendero Luminoso.

En esa línea, es preciso comentar que casi a finales de 1970 nadie en el Perú podría vislumbrar que se estaba gestando la organización terrorista de SL, porque aún a pesar de las pequeñas alertas, todo parecía cotidiano. Sin embargo, poco después el grupo terrorista desencadenaría su violencia haciendo correr “ríos de sangre” interminables; entonces, no debemos olvidar que “esto ha pasado y, por lo tanto, puede volver a pasar” (P. Levi).

En relación a lo anterior referido - y ante el ya inminente resurgimiento de los remanentes de SL – resulta propio reproducir lo dicho alguna vez por el ilustre Víctor Raúl Haya de la Torre: “Nos empujan los muertos, y los que quedamos vivos tenemos la consigna de cumplir el mandato de los muertos. (…) Porque el valor de entregar la vida, tiene su mérito cuando se muere por una fe, por un ideal, por una esperanza cierta, real y efectiva de regeneración y justicia para el Perú”.

Por último, recojo fervorosamente una frase que debería escucharse al unísono de la sociedad peruana, un mensaje que dejara María Elías de Huapaya (asesinada por un comando de aniquilamiento de SL) a los terroristas, en el pizarrón del Club de Madres que dirigía: “NO TEMEMOS A LOS COBARDES”.

29 años después de la captura de Abimael Guzmán, el Perú le dice: ¡NO TEMEMOS A COBARDES SENDERISTAS!

 

[1] (*) Bachiller en Derecho de la UPC. Exrepresentante de la UPC ante Misión Permanente ante la OEA. Exrepresentante de la UPC en el CADE UNIVERSITARIO 2019.

NOTICIAS MAS LEIDAS