Se despenaliza el aborto en México.

Esta semana, la Corte Suprema de Justicia de la Nación de México, aprobó la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Coahuila.

Está decisión es fundamental para un país que tiene más de 100 millones de católicos, y que lucha día a día contra prejuicios.

El movimiento feminista ha tomado las calles y diversos recintos en múltiples ocasiones, siendo siempre criticadas, sin embargo, está decisión es el fruto de la lucha de millones de mujeres que llevan años luchando por ejercer el derecho que les pertenece.

El hecho de que el aborto sea ilegal también es traducido en abortos clandestinos, en lugares insalubres o con personas que realizan el procedimiento sin los medios necesarios de un hospital o una clínica o hasta caseras, pues la ley lo prohíbe, lo que conlleva la muerte de millones de mujeres lisa y llanamente porque no pueden acudir a un hospital, siendo que es obligación del Gobierno proveer de servicios de salud a la población, y estos no deben ser otorgados de manera diferenciada.

Que un país no permita el aborto, es retrograda en pleno siglo XXI y mucho más que sea penalizado con cárcel.

Pondré un ejemplo de lo estúpido que es penalizar el aborto, si una mujer pierde al ser concebido; ya sea por razones médicas o por un accidente; corre el riesgo de ser acusada de asesinato por la fiscalía del país.

Aparte de luchar contra la pérdida natural o accidental del ser concebido, tendrá que explicar todos los detalles a la policía y al sistema judicial, describir cuáles fueron las circunstancias que dieron lugar al aborto, para poder evitar la cárcel.

Igual de estólido es, enjuiciar a una mujer que por su propia decisión tomo la determinación de abortar, pues la ley la obliga a concluir un embarazo sin importar los sentimientos o deseos de la mujer.

Así como se lee, así de irracional y carente de lógica es la situación para las mujeres; mujeres que son perseguidas por hacer con su cuerpo lo que desean, no hay mayor atropello a los derechos de una persona que obligarla a hacer algo contra su voluntad.

Es importante mencionar, que las mujeres que estén encarceladas actualmente por abortar, deberán ser puestas inmediatamente en libertad.

El movimiento a favor del aborto ha tenido un punto de apoyo importante en Argentina, país en el cual se despenalizo el aborto el año pasado; el uso de pañuelos verdes en apoyo a la interrupción del embarazo se ha difundido por todo Latinoamérica.

Esperemos que la decisión sea empleada como un antecedente para la despenalización del aborto en los estados restantes del país, en palabras coloquiales, que sea la primer ficha de domino que tire las restantes.

No omito manifestar, que ya existen 4 estados -Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz- que permiten la interrupción legal del embarazo sin tener que justificar o explicar su actuar, cada uno estipula plazos; verbigracia en la Ciudad de México, el plazo es hasta las 12 semanas.

En los Estados restantes, es un tema del cual no se legisla ni se aborda de manera abierta, sino que se deja en el tintero y metido en un cajón.

Este es un parteaguas en México y ojalá lo sea en todo Latinoamérica y el mundo, porque las mujeres deben poder ejercer sus derechos.

¡Felicidades mujeres por este logro!

NOTICIAS MAS LEIDAS