Punto de Encuentro

Promocionar el turismo interno

Por Roberto Rendón Vásquez

El turismo es la actividad recreativa que consiste en viajar o recorrer un país conociendo ciudades y poblados, paisajes, edificaciones, tradiciones, cultura y costumbres que dejan conocimientos y experiencias. Es realizable personal, familiarmente o en grupos. Esta actividad impacta en la economía promoviendo inversiones en edificaciones (alojamientos), mejoramiento de lugares públicos y el transporte, generando empleo que favorece el bienestar de la comunidad. 

El Perú posee riquezas paisajistas, culturales y artísticas debido a su geografía y al desarrollo de culturas desde las ancestrales pre-incas e incaicas y la fusión producida en la conquista española, sumada a la africana (esclavos), la china y después por colonos europeos. Vivimos en un país esplendoroso es sus tres regiones. Es un atractivo turístico por su valor cultural, su histórica y belleza.

Tenemos lugares increíbles que motivan conocerlos. Citemos sólo algunos: Cusco, Machu Picchula fortaleza de Sacsayhuamán, Ollantaytambo, Maras y Moray (Valle Sagrado de los Incas a 38 km al noroeste de Cusco), PísacChoquequirao, Pachacámac, Líneas de Nazca, Fortaleza de Kuélap, Chavín de HuantarCaral, Chan Chan, Huaca de la Luna Tumbas Reales de Sipán. Lugares impresionantes como Huacachina (Ica), La Reserva de Paracas, Reserva de Pacaya Samiria, el Cañon del Colca, Lago Titicaca, las Montañas de 7 colores, Huascarán, Ayacucho, los Manglares de Tumbes, la Reserva de Pacaya SamiriaParque Nacional del Manu, Catarata de Gocta (Amazonas), los ríos Ucayali, Marañón y  Amazonas, El Convento de Santa Catalina (Arequipa), Convento de San Francisco (Lima), Museos esplendorosos en diversas ciudades, centros culturales y artísticos y producción de artesanías.

Es imprescindible incentivar a nuestra población que efectué el turismo interno para conocer otros lugares. Comenzar desde los niños para que conozcan su distrito. Recuerdo que mi escuela en Arequipa los docentes organizaban periódicamente visitas guiadas a diversos lugares con singulares explicaciones, Así conocimos cada distrito arequipeño (Sabandía, Characato, Tingo, Yura, etc.) y sus lugares históricos y emblemáticos. En secundaria nos organizaban para conocer otras provincias; llegamos a Mollendo, Camaná, Moquegua, Tacna, Puno, Cuzco, Lima, Áncash. Estando en la Universidad, llegáramos en grupos organizados a Junín, el Norte e Iquitos. Estas visitas nos abrieron las puertas de la experiencia y el afán por conocer otros países. Recientemente hemos vuelto a Europa y Asia; en China hemos observado que miles de “provincianos” debidamente organizados van a conocer la capital y ciudades importantes. 

Estamos persuadidos que debe promocionarse el turismo empezando por el interno y fomentarlo desde la niñez en cada colegio. Debe proyectarse visitas guiadas con docentes conociendo otros distritos, museos y lugares emblemáticos. Cada mes otro destino. En Secundaria, durante las vacaciones de medio año y feriados, salir de la provincia y/o departamento con nuestros condiscípulos organizados, llegando a nuevos lugares. Durante los estudios superiores llegar a lugares más lejanos disfrutando de antiguas catedrales, palacios, plazas y otros monumentos históricos significativos y conociendo costumbres y realidades citaditas.

La organización con racionales fondos económicos (ahorro y/o realización de actividades grupales) debe proyectarse y presupuestar llegar a nuevos sitios. Es imprescindible, no sólo la organización sino la disciplina (empezando por la auto-disciplina), escogiendo los medios de transporte grupal, señalando el alojamiento si la visita dura más de un día y prever la vestimenta que se necesitará. Es un centro de estudios, solicitar que el Director señale y/o nombre docente/s que acompañan al grupo. Llegada la fecha se ejecutará la visita turística y concluía, escribir sus experiencias y presentarlas en su centro educativo.

En centros de trabajo, si por la cantidad de servidores cada mes varios (empleados y/u obreros) hacen uso de sus vacaciones, es posible que los trabajadores (o su sindicato) o los propios empresarios promuevan visitas turísticas de su personal con sus cónyuges. Cada trabajador ahorrara para su paseo vacacional (puede constar en planillas y depositado en una entidad bancaria). El empleador demostrando compresión con su personal aportará con el transporte y/o estadía. Cada año su personal ira conociendo el país.

En el barrio los vecinos y/o amigos pueden proyectar un viaje turístico en grupo; así los esposos y/o con hijos, pueden ir conociendo un lugar diferente.

Debe prevenirse un seguro de vida. De modo que al “ahorrar y/o recaudar” para el viaje, señalar una suma para contratar el seguro. Llegará el día que conozcan el país y después pueden proyectar viajar al extranjero. Son hábitos positivos.

NOTICIAS MAS LEIDAS