Valakivi y su laberinto

Y parecía que este gobierno no podía caer más bajo.  En medio del escándalo de las agendas de la Primera Dama, intromisiones de la pareja presidencial en el proceso electoral y las investigaciones por el caso Lava Jato, el ministro de Defensa, Jakke Valakivi, decidió inmolarse cual kamikaze a pique de vuelo (aunque claro no por una causa justa), denunciando penalmente al programa periodístico Panorama, por el delito de Traición  a la Patria en la modalidad de revelación de secretos.

Pero, por qué denunció el ministro? Qué secreto de Estado reveló Panorama?. El reportaje, materia de la denuncia, reveló documentación que probaría una serie de irregularidades, entre los pagos destinados a colaboradores eficaces  y operaciones de inteligencia para desarticulación terrorista, gastos injustificados en restaurantes de lujo y compra de galones de pintura, declaraciones juradas con huellas digitales y firmas de los supuestos colaboradores  anexas a la rendición de cuentas, así como supuestas actividades de inteligencia  ficticias.  Demás está decir que los hechos denunciados no configuran el tipo penal descrito por el artículo 330 del Código sustantivo.  Más bien,  proporciona suficientes indicios para una investigación exhaustiva

Valakivi, se olvida que vivimos en un Estado social y democrático de Derecho, que las libertades, de información y prensa están para garantizar eso, que se llama Democracia.  Valakivi, se olvidó que es  funcionario público, y se debe a la nación, y que debe defender esas  libertades en el ejercicio de su cargo.

El reportaje es impecable, refrendado en declaraciones de altos mandos  del VRAEM, y  no desclasifica ningún documento de carácter secreto.  Además, no olvidemos que este gobierno en el año 2012, en uso de facultades legislativas delegadas en materia de defensa y seguridad nacional, emitió el Decreto Legislativo N° 1129, que fue materia de una acción de inconstitucionalidad por parte de la Defensoría del Pueblo, por asignar el carácter de secreto a toda información o documentación que se genere en el ámbito de los asuntos referidos a la Seguridad y Defensa Nacional, así como las actas de las  sesiones del  Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, alcanzando el deber de reserva a quien tomara conocimiento de la información.  Me pregunto si al  Gobierno le interesa transgredir  así el principio constitucional de acceso a la información y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública?

No olvidemos, que este tipo de medidas y acciones nos asemejan a la realidad del hermano pueblo de Venezuela que en los últimos 10 años han experimentado una progresión normativa y de decisiones judiciales que consideran que el ejercicio de acceso a la información “no puede ser abusivo” restringiendo a los ciudadanos y a la prensa en los ámbitos de las telecomunicaciones y en “acciones legalizadas” de inteligencia policial y militar. 

Lo irónico es que así Valakivi, en un atisbo de lucidez, decidiera que el MINDEF  retire la denuncia, el Ministerio Público la seguirá de oficio, y aunque al final, ésta no prospere, este gobierno ya escribió con tinta propia, en los anales de nuestra historia, lo mucho que le importaron nuestras libertades más elementales.




Jueves 30 de Junio de 2016

Hace unos días fui invitada a un conversatorio organizado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en el cual...

Martes 12 de Julio de 2016

A la fecha son varios los artículos y columnas que se han escrito sobre la denuncia  contra los periodistas de...