EL FIN DEL FUJIMORISMO (Reflexiones Ciudadanas)

Razones Esenciales del Fracaso de Kenji Fujimori

Por Juan Carlos Mejía Seminario

Contra lo que todos piensan yo afirmo y sostengo que el Fujimorismo tuvo su triste final el día que Fujimori huye a Japón en Noviembre del 2000. Ese día fue el fin por siempre del fujimorismo. Luego de ese  episodio la historia me ha dado la razón en forma inexorable. En el 2001, 2006, 2011 y 2016 ha sido vencido una y otra vez sin atenuantes impidiendo el pueblo sucesivamente su retorno al poder. Yo creo que las 2 únicas ocasiones que ha estado cerca de llegar al Poder han sido en los años 2011 y 2016. Nada más. Veamos.

Ha sido Keiko Fujimori la que ha hecho el esfuerzo más serio por darle al fujimorismo una nueva tónica, un nuevo rostro. Para empezar eliminó la idea oportunista e informal de su padre de cambiarle de nombre a su partido cada 5 años. Luego lo llenó de conceptos como Gobernabilidad, Derechos Humanos, Sostenibilidad, etc. Si luego de éste esfuerzo serio por convencer a muchos peruanos de Centro y a independientes de clase media no pudo llegar al Poder, yo creo que los últimos sucesos han cerrado ya para siempre éste serio esfuerzo.

Kenji Fujimori con su aparición nunca ha valorado éste esfuerzo sobrehumano de su hermana Keiko. Para él la única razón de existencia del fujimorismo se reduce a sacar a su padre de la cárcel. Nada más. La actuación de Kenji Fujimori ha hecho recordar la verdadera forma de actuar de los Fujimori. Sin valores, sin escrúpulos. Kenji ha logrado que un grueso sector de votantes que su hermana había convencido de que su opción era seria hayan recordado que son iguales a su padre. Que son arteros y tramposos. Al ponerse como único objetivo Kenji a sacar a su padre ha sacrificado el futuro. Lo ha sepultado. Todos saben que ese enfrentamiento con su hermana sea real o ficticio ha demolido sus posibilidades el 2021. Kenji no solo ha resultado el mejor aliado del Anti Fujimorismo sino que al sacar a su padre de la cárcel de la forma que lo ha hecho pactando al peor estilo de la mafia japonesa ha cargado para siempre esa mochila. Ha sepultado su futuro. Ya los peruanos saben de lo que es capaz Kenji. En él no hay ni ideas ni palabra y menos honor. Kenji ha destruido no solo las posibilidades del fujimorismo ha destruido también a los caviares con el pacto infame.

Nunca imaginaron que éstos hechos constituyan el final de ambas opciones. Es hora de que los partidos democráticos históricos se modernicen y le den otra vez sostenibilidad al Perú. Ni más ni menos.

 




Jueves 21 de Diciembre de 2017

Por Juan Carlos Mejía Seminario.

 

En unas horas más el Perú a través de sus legítimos representantes en el Congreso deberá...

Martes 06 de Febrero de 2018

 

Por Juan Carlos Mejía Seminario

No me queda la menor duda que PPK terminará en la cárcel. Los últimos acontecimientos en...