Biden llama por teléfono a Netanyahu y expresa su apoyo a un alto al fuego en Medio Oriente

La conversación entre ambos gobernantes se dio después de que EE.UU. bloqueara por tercera vez una propuesta de declaración del Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un cese de la violencia.

El Presidente de EE.UU., Joe Biden, expresó su apoyo a un alto el fuego para frenar la escalada bélica entre Israel y Palestina durante una llamada este lunes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, informó este lunes la Casa Blanca en un comunicado. "El Presidente expresó su apoyo por un alto al fuego y habló sobre el compromiso de EE.UU., Egipto y otros aliados con ese fin", indicó la Casa Blanca.

Es la primera vez que Biden se posiciona públicamente a favor de un alto al fuego después de haber recibido la presión de sus correligionarios del Partido Demócrata y de otros países para que juegue un papel más activo en la crisis en Oriente Medio. Sin embargo, el gobernante se limitó a apoyar un alto al fuego y no se lo pidió a Netanyahu, como le habían solicitado miembros de su partido, incluidos 29 senadores que hicieron público este domingo un comunicado para instar a un cese "inmediato" de las hostilidades. Hasta ahora, el Gobierno estadounidense había evitado pedir públicamente un alto el fuego, aunque ha ofrecido su mediación en caso de que las partes quieran negociarlo.

La Casa Blanca no detalló cuál fue la respuesta de Netanyahu ante la posición de Biden y se limitó a decir que los dos líderes acordaron mantenerse en contacto. Por otro lado, en la llamada, Biden reiteró la posición que Washington ha mantenido desde el inicio de la crisis hace ocho días. En concreto, volvió a expresar su "apoyo firme" al derecho de Israel a defenderse y condenó los "indiscriminados" ataques con cohetes del grupo islamista palestino Hamás, que gobierna de facto en Gaza desde 2007.

Además, dio la bienvenida a los "esfuerzos" para abordar las tensiones en las ciudades israelíes donde conviven palestinos y judíos, así como para traer "la calma" a Jerusalén, donde jóvenes palestinos se enfrentaron durante semanas con fuerzas israelíes en la Ciudad Vieja en lo que fue uno de los detonantes de la actual escalada bélica. Biden también "animó" a Israel a que haga todo lo posible para proteger a "los civiles inocentes". Pese al tono de preocupación del comunicado de la Casa Blanca, Estados Unidos bloqueó este lunes por tercera vez una propuesta de declaración del Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un cese de la violencia.

Estados Unidos, el mayor aliado de Israel, cree que esa declaración de la ONU no sería útil para rebajar la tensión, ya que hay otras iniciativas diplomáticas en marcha para frenar los combates. Pese a esos intentos diplomáticos, Netanyahu instó este domingo a seguir con los ataques de represalia contra los grupos islamistas Hamás y Yihad Islámica, que lanzaron más de 3.150 cohetes desde el pasado lunes. Desde el inicio de la escalada bélica hace 8 días, han muerto 10 israelíes y 200 palestinos, entre ellos 42 civiles que fallecieron el domingo en el ataque israelí más letal hasta ahora.

NOTICIAS MAS LEIDAS