Punto de Encuentro

AAR Chaleco periodístico de Odebrecht, GyM e implicados en delitos de corrupción

El arte periodístico de nuestros tiempos, es fabricar noticias falsas, ocultar la realidad tapándola con amarillismo estridente, distraer a los lectores de los verdaderos problemas y hechos, y construir un "relato" basado más en la emotividad de los odios que en los hechos mismos. Es lo que técnicamente ahora se denomina una Post Verdad (en lenguaje sencillo, una noticia falsa).

AAR es un artista en este deleznable arte. Por ejemplo, el día de hoy, dispara nuevamente contra el Fiscal de la Nación, acusándolo de ser defensor del "Fujialanismo". Pruebas? ninguna. Hechos? Ninguno. El artículo de marras es puro humo: que Miky Torres ahora tiene perfil bajo, que Beteta no explica la caída de Keiko en las encuestas,  que Vizcarra recorre el país, etc. Léalo ud. mismo: https://larepublica.pe/politica/1299114-chavarry-chaleco-keiko-alan

El artículo no es un análisis serio de la realidad política. Es simplemente "una distorsión deliberada de una realidad, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales". Es decir, AAR articula hechos inconexos para sostener el odio político, el prejuicio, el ocultamiento de la realidad, la manipulación de la opinión pública.

Y en los hechos de corrupción política que se han dado y se dan en el Perú ¿cuál es la realidad y lo sustantivo?: las inumerables evidencias y pistas de sobornos de Odebrcht (más Camargo, más OAS) y su socia nacional, Graña y Montero, a Toledo, Humala, Villarán y PPK.

AAR apoyó periodísticamente a todos ellos.

¿Porqué ahora los grupos periodísticos vinculados a El Comercio y GyM buscan tumbarse al actual Fiscal de la Nación? Porque Pedro Chávarry ha reanudado la colaboración con la Fiscalía brasileña y con Odebrecht, ha unificado las fiscalías y ha separado a los Fiscales que han actuado con lenidad.

Dice algo AAR sobre el hecho concreto que GyM, socia peruana de Odebreht, haya sido escandalosamente desvinculada judicialmente del proceso anticorrupción? Nada.

La verdadera mafia política-periodística-empresas constructoras que sigue saqueando nuestro país, necesita vendedores de humo, distractores profesionales, fabricantes de embustes, manipuladores del prejuicio.

AAR es el rey de este bajo mundo periodístico.