Punto de Encuentro

Zamora: brillante en la incapacidad

La estupidez insiste siempre

Albert Camus

¿El combate a la Pandemia requiere de un liderazgo del Sector Salud?

Sin un claro y fuerte liderazgo político con una sólida base técnica, no es posible la implementación exitosa de una política pública. La población requiere orientación, información y saber que hay un timón manejado por personas expertas, honestas y capaces. El liderazgo en las políticas públicas en tiempos de emergencia humanitaria –que es lo que estamos viviendo- construye en la población un sentido social de objetivos y dibuja una ruta a transitar por todos.

¿El Sector Salud tiene ese liderazgo?

Lamentablemente el Presidente Vizcarra ha tenido el penoso talento de nombrar a personas con clara incapacidad de gestión.

La anterior Ministra -desaforada en plena Pandemia- no tomo NINGUNA medida de prevención o preparación en los dos cortos meses que tuvo el país antes que el virus cruzara nuestras fronteras.

El actual ministro, Victor Zamora, llegó adornado con fama de “Tecnócrata progresista” experto en salud pública (después de las experiencias con la “tecnocracia” caviar de Patricia Salas y la Villarán, eso ya era un anuncio de ineptitud). Ya en el cargo, desde el primer día, Zamora ha tenido el talento para mostrar pusilanimidad en las entrevistas, torpeza en comunicar ideas básicas o centrales, maltratar injustamente a los médicos, hacer afirmaciones supuestamente técnicas de naturaleza falaz sobre la eficacia de los test, demorar los procesos de compra de insumos y equipamientos básicos, etc. etc. Pocas veces la incapacidad en la gestión pública ha brillado tanto.

Antes y durante la Pandemia, el Presidente Vizcarra ha designado a dos personas claramente incapaces. En PdE queremos pensar que estos nombramientos no han obedecido al perverso juego político de querer “brillar” él, y tener Ministros de Salud pusilánimes. Sería irresponsable y criminal.

¿Qué debe hacer el Presidente Vizcarra?

El Presidente Vizcarra es el responsable directo que el país tenga a un personaje de la calidad profesional y política como Zamora de Ministro de Salud (creemos que la PCM es una mera secretaria de mesa de partes). Mantenerlo en el cargo cuesta vidas humanas todos los días. Mantenerlo en el cargo lo hace a él responsable de esas vidas y de un inmenso sufrimiento en miles de hogares peruanos.

Victor Zamora debe ser destituido de inmediato y sin darle las gracias por los “servicios prestados”, y puesto rápidamente ante la Comisión de Fiscalización del Congreso y de la Contraloría de la República para que hagan su trabajo de investigación. Su salida es un clamor nacional.

Finalmente, junto con Zamora, también debe irse la actual Presidenta Ejecutiva de ESSALUD: Fiorella Molinelli. Su permanencia sólo podría tener explicación fuera del Sector Salud: posiblemente algunos contratos firmados sobre un aeropuerto imaginario, ubicado en los andes peruanos.

 

NOTICIAS MAS LEIDAS