Punto de Encuentro

Gobierno de Incompetentes y pícaros

Hace casi 30 años, el Perú con el sacrificio de todos, consolidamos nuestra economía, recuperamos el respeto y reconocimiento internacional, el mundo nos vio con mucha expectativa, dejamos de ser un país pobre, a convertirnos en uno en vía de desarrollo, todo esto se logró desde 1990, específicamente desde 1993 cuando se puso en marcha la nueva constitución, estructura jurídica moderna, que nos permitió tomar la irrenunciable decisión de transitar por el mundo de la economía abierta, que permitió reducir drásticamente la pobreza y dar inicio a la modernización institucional de nuestro Estado y consolidar la estabilidad de nuestra economía.

En este período de sacrificio y determinación de nuestra patria, hemos enfrentado graves dificultades, el fenómeno del niño, el terremoto de Pisco el 2007, la crisis financiera internacional el año siguiente, que pusieron a prueba la solidez de nuestro crecimiento y desarrollo. Estas graves dificultades fueron superadas, porque hubo liderazgo y los presidentes tenían claro que la Integración del país al mundo, era un paso irreversible para promover el desarrollo y bienestar de los peruanos.

Siendo así, a pesar de todos los errores y graves actos de corrupción, los peruanos nos convencimos, que la economía abierta, habilitaría la viabilidad económica de nuestro país y allanaba el camino para que las nuevas generaciones aseguraran el camino del desarrollo y la prosperidad. Lamentablemente, todo lo acumulado con sacrificio y esfuerzo, como ahorro económico y social, poco a poco han sido depredados por gobernantes como el Sr. Vizcarra, que no cree en el modelo de economía de mercado y desde su posición privilegiada, se ha rodeado de funcionarios “socialistas” que han horadado este esfuerzo, disponiendo erráticamente de los presupuestos del país y llevándonos a la peor catástrofe económica de nuestra vida republicana.

Hoy somos noticia mundial, el gobierno no tiene la valentía de comunicar al país que el Confinamiento ha fracasado; radiografía de la incompetencia de Vizcarra y su corte de Ministros que durante 12 semanas no han podido dar una respuesta eficaz a la pandemia. Ahora somos un país que ocupamos los primeros lugares en las estadísticas de infección y de muertes, pero si eso fuera poco, otro desastre nos impone este gobierno, el de la economía y corrupción, que pronto como el Coronavirus, escalará a niveles de pobreza y hambruna.

Las malas noticias que nos alcanza el FMI, es que el Perú, en los últimos 6 años su PBI, ha crecido por debajo del PBI promedio de América Latina y que este primer trimestre el Perú es uno de los cuatro países con mayor variación negativa del PBI (-3.39%) y para vergüenza nuestra países vecinos de la Alianza del Pacifico, como Colombia y Chile registran PBI “positivos” (1.1% PBI) y (0.4% PBI) respectivamente. Esto muestra, la ineptitud del gobierno como sostiene Cesar Hildebrant “Ha quedado al desnudo que no era solo la falta de hospitales, medicinas y recursos. Era que estamos para decirlo de manera abreviada, en manos de incompetentes y pícaros “(Hildebrant en sus trece, (29/05/2020), pág.9.

El gobierno aturdido por el tamaño de la crisis, y su imposibilidad de contenerlo, ha vuelto a mentir, oculta lo difundido por la Universidad Jhon Hoppins, nuestro país está entre los cuatro con más muertes diarias, ocupa el puesto doce en el ranking mundial de casos positivos. Ha caído en el extravío de disponer la represión de aquellos peruanos, que durante 10 semanas fueron confinados, impedidos de trabajar a los cuales ni siquiera ha llegado la política pública que se implementa, no les han dado bonos ni mucho menos la posibilidad de un crédito para despegar sus negocios. Los grandes montos entregados por el gobierno para que las empresas accedan a créditos con intereses preferenciales, ha sido un fracaso. Según el economista Jorge Gonzales Izquierdo, estos ingentes recursos que son de todos los peruanos, los bancos los han colocado a empresas que no necesitaban este tipo de salvataje, y dejando agonizar a las medianas empresas y las pymes.

Por último, condenamos que, para reprimir a nuestros trabajadores independientes, se utilice indebidamente las fuerzas del orden que, por cumplir esta misión, abandonan la lucha contra la criminalidad, es por ello que en las dos últimas semanas la delincuencia ha aumentado 80%. En pleno apogeo del virus, el gobierno mantiene su estrategia errática, porque los 70 días de confinamiento no detuvieron el COVID-19, pero sí destrozaron la economía.

Milagros Salazar

NOTICIAS MAS LEIDAS