Punto de Encuentro

Por un real Gabinete de Unidad Nacional

¿Qué significaron para el país los discursos de Vizcarra (Mensaje a la Nación por 28 de Julio) y de Cateriano (solicitud de voto de confianza al nuevo Congreso)?

En medio de un país que está siendo destrozado por la pandemia y la profundísima recesión económica, ambos discursos fueron escapistas, sin autocrítica, demagógicos y poco responsables.

Ninguna autocrítica, ninguna mención a las cifras sanitarias falsas, ninguna mención al boicot delictivo del oxígeno para los pacientes, ningún pedido de disculpas a la PNP y al gremio médico por maltratarlos y exponerlos criminalmente… ninguna al colapso del sistema de salud…a los irregulares contratos para los “amigos” de Palacio…que se siguen destapando. Nada.

Si repasamos el escenario económico, básicamente veremos la misma situación. Un Gabinete y un Presidente de espaldas al país, al sufrimiento de las familias, al disparo del desempleo juvenil a niveles catastróficos, a los miles de muertos, al dolor cotidiano de la mayoría de los peruanos.

¿Esa situación explica la denegatoria de Confianza al Gabinete Cateriano?

En parte, pero no explica todo. El actual Congreso es producto de un golpe de Estado, impulsado por la alianza del lobby Caviar con las empresas mercantilistas vinculadas a los mega procesos de corrupción (GyM y sus socias principalmente). Estos oscuros intereses mercantilistas llevaron a toda la sociedad a avalar la destrucción de la  institucionalidad política del país, con tal de protegerse judicialmente y de mantener sus cuestionados negocios con el Estado. El nuevo Congreso y la denegatoria del voto de Confianza es producto de ese proceso.

¿Qué hacer?

Los intereses del país están por encima de los Liliputienses intereses del actual inquilino de Palacio,  como del defenestrado ex Primer Ministro.

El país requiere un Gabinete de Unidad Nacional que asegure una transición democrática y limpia para la elección del nuevo Gobierno.

El país necesita convocar amplio consenso para un Pacto Democrático que impulse:

  • La inversión pública y privada para reactivar la economía y fundamentalmente el empleo y el comercio en los sectores más pobres.
  • Un fortalecimiento sustantivo de los sistemas de salud pública para combatir por primera vez en términos serios la Pandemia.
  • Un deslinde absoluto y radical con todos los hechos de corrupción que el país viene sufriendo desde los últimos 10 años principalmente, poniendo a los responsables en manos de una Justicia independiente y seria.

Hoy más que nunca la Patria requiere del consenso y unidad de las fuerzas verdaderamente democráticas y Republicanas. Hoy más que nunca se nos demanda responsabilidad y vigilancia.

Hoy más que nunca se requiere de actores políticos que impulsen el diálogo real y el consenso democrático. PdE está en esa línea.

NOTICIAS MAS LEIDAS