Punto de Encuentro

RETOS DE LA MODERNIZACION DE LA GESTIÓN PÚBLICA

Por: Period. Wilberth Vilca Laura (*)

El proceso de Modernización de la Gestión Pública avanza con lentitud y escasos resultados, se inició hace 17 años, desde el 29 de enero del 2002, con la promulgación de la Ley Nro. 27658 “Ley Marco de la Modernización de la Gestión del Estado”, con la finalidad (art. 4) de “obtener mayores niveles de eficiencia del aparato estatal, de manera que se logre una mejor atención a la ciudadanía, priorizando y optimizando el uso de los recursos públicos”, la norma es de aplicación a todas las dependencias de la Administración Pública  a nivel nacional (art. 3).  En el año 2007 se da la Ley Nro. 29158, o Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, que establece que la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM)  es la entidad encargada de formular las políticas de modernización del Estado; es así que mediante D.S. 004-2013-PCM del 09-ENE-2013 se aprueba la “Política Nacional de Modernización de la Gestión Pública al 2021” y en su art. 3 delega a la Secretaría de Gestión Pública (SGP) como ente rector de su aplicación, dicho plan asume que la problemática del Estado tiene un bajo desempeño que genera desconfianza e insatisfacción en la ciudadanía, por lo que se promueve una reforma integral de gestión a nivel gerencial y operacional, para lograr un Estado Moderno, orientado al ciudadano, unitario y descentralizado, eficiente, abierto e inclusivo. Plantea cinco pilares para la gestión del cambio: 1) Políticas Públicas, Planes Estratégicos y Operativos; a este respecto el planeamiento a nivel de gobiernos locales no está debidamente articulado con el nivel regional y nacional, los PDCs se hallan desactualizados, CEPLAN tiene mucho por hacer; 2) Presupuesto por Resultados; la calidad del gasto público no es adecuada y los programas presupuestales recién se vienen afianzando; 3) Gestión por procesos y simplificación administrativa; la eficiencia y la reducción de sobrecostos siguen pendientes; 4) Servicio Civil Meritocrático; la reforma del servicio civil es lenta y se obstaculiza por los gremios sindicales; 5) Sistema de Información y Gestión del Conocimiento; el monitoreo de las políticas públicas, apoyadas en data sistematizada y compartible es aún un buen deseo. Estos pilares tienen tres ejes transversales: gobierno abierto, electrónico y articulación interinstitucional, en esta materia las políticas de transparencia y datos abiertos en el sector público se hallan en pañales, pese a que tenemos acuerdos a nivel internacional, tanto a nivel de la “Alianza para el Gobierno Abierto” desde el año 2012 y que compromete a más de 79 países, y en cuanto a la articulación de niveles de gobierno tanto  a nivel vertical y horizontal es poco productiva.

Recientemente se han emitido dos importantes normas, uno el D.L. Nro. 1446 (16-SET-2018), que modifica la Ley 27658, referente al Sistema Administrativo de Modernización de la Gestión Pública, en las acciones enfatiza la mejor calidad de prestación de bienes y servicios coadyuvando al “cierre de brechas”, y que dicho sistema debe propiciar la simplificación administrativa, calidad en las regulaciones de la PCM, el gobierno abierto, coordinación interinstitucional y mejoras en la productividad, evaluación de riesgos y gestión del conocimiento para la obtención de resultados. También las entidades públicas pueden declararse en “fortalecimiento organizacional” que permite su reestructuración mediante resolución de la SGP, por un plazo que no excederá los tres años. Otra norma última es el D.S. 123-2018-PCM del 19-DIC-2018, que por fin promulga el “Reglamento del Sistema Administrativo de Modernización de la Gestión Pública”, luego de más de 15 años de la ley marco, en su art. 1, tiene por objeto establecer los principios, normas y procedimientos para el proceso de modernización de la gestión pública; su ámbito son todas las entidades públicas que forman parte de la Administración Pública; el proceso de modernización es comprendido en la utilización de los medios adecuados para crear valor público, vía bienes y servicios que satisfagan a las personas, o se optimizan la gestión de los recursos públicos, además que las líneas de acción están comprendidas en la “Política Nacional de Modernización de la Gestión Pública al 2021”. Se debe aplicar la gestión para resultados, con una cultura de excelencia y servicio público, mejorando la productividad y monitoreando las intervenciones públicas. El capítulo IV de “Implementación del Sistema” es el más crucial, pues afirma que “se implementa en cada entidad pública a través de las unidades de organización que establezca su documento de gestión organizacional o a la que se le haya delegado expresamente”, lo cual deja en la nebulosa a los gobiernos locales y regionales, que por ejemplo optarían por delegar dicho rol a las gerencias administrativas o a las oficinas de personal, no siendo las más adecuado para dicha finalidad, y por tanto en la práctica no existe un órgano de línea que asuma tamaña responsabilidad. En suma el mayor reto de la modernización de la gestión pública, es su proceso de implementación, en particular a nivel de gobiernos sub-nacionales, se carece de una entidad que la promueva, la monitoree y coordine su gestión. El Estado debe modernizarse, descentralizarse y estar al servicio del ciudadano, que sea realidad más temprano que tarde.

(*) Email: ideasayni@gmail.com