Punto de Encuentro

Los irresponsable son las personas, yo no!

En cada mensaje a la Nación del jefe de Estado Martin Vizcarra dice que el incremento de las cifras de contagiados por el Coronavirus es culpa de las personas que no cumplen con la cuarentena y que si persiste esta situación se endurecerán las medidas del toque de queda y   cuarentena. Lo que precisa el jefe de Estado no es del todo correcto, porque si estamos en esta situación de Emergencia Sanitaria extrema por la pandemia, es por la irresponsabilidad del Gobierno, al inicio no tomo las medidas sanitarias preventivas, en especial las 2 últimas ministras de Salud que estaban ocupadas en asuntos particulares y no advirtieron las dimensiones de virulencias que enfrentaba China y los países europeos por el COVID 19, seguramente lo veían lejano o la debilidad de todos los tiempos es que se rodean de funcionarios adulones, sin expertis en salud pública y una prensa mayoritariamente complaciente con las decisiones del Ejecutivo, seguramente por el presupuesto en publicidad que invierte el Gobierno en esos medios, sumado de un sinfín de “asesores eternos”, líderes de opinión, que direccionan al pensamiento único a favor de Martin Vizcarra y compañía, el que ose cuestionar, lo etiquetan de corrupto, obstruccionista o fujiaprista.  

Lo que hoy vivimos es parte de la reacción tardía del gobierno de Martin Vizcarra, al no aplicar el protocolo establecido en la Fase 1: identificar a los potenciales contaminados por el virus en los puntos de ingreso al país, sea las fronteras y aeropuertos y en la Fase 2: Identificación de los contactos del portador nativo.  Las acciones tomadas por el Gobierno se dieron cuando nos encontrábamos a portas de la fase 3: El coronavirus ya estaba en la comunidad.  Toca al jefe de Estado y su Gabinete liderar esta lucha, de manera responsable en todos sus extremos, y a cada uno de nosotros contribuir a minimizar la propagación del virus, cumpliendo las medidas preventivas extremas que son réplicas de experiencias internacionales. 

Que no nos encasillen, seamos voces discordantes, que prime la razón y no la emoción, porque en juego está la vida de las personas y esto tiene que ver con los medios de diagnóstico oportuno y eficiente para diagnosticar al portador del COVID 19, de esta manera controlar el contagio y disminuir su propagación a otras personas.  Toco este punto porque hasta la fecha el jefe de Estado Martin Vizcarra y el ministro de Salud Víctor Zamora Mesía no han tenido claridad para responder el porqué, se priorizo la compra de 1 millón 600 mil pruebas serológicas rápidas que son test complementarios por un monto de 23 millones de soles, que no detectan la presencia del virus y pueden dar falsos positivos, por ende, la persona se convertiría en un vector de contagio.  Aparecieron voces solitarias como la del doctor Omar Neira y Ernesto Bustamante, que advertían que estas pruebas no eran las adecuadas, pero salieron como bumerán a acallarlos, incluyendo el presidente Martin Vizcarra; hasta que llego información de un medio periodístico de España donde cuestionaban estas pruebas serológicas, saliendo a relucir que la empresa distribuidora no  contaba con registro sanitario, por lo cual frente a lo evidente y certificado por la embajada de China en España, el Gobierno Español procedió a devolverlos inmediatamente.

Los cuestionamientos que debe responder el Ejecutivo en su mensaje a la nación son:

  1. ¿Porque se priorizo la compra de pruebas serológica que tienen un fin complementario frente a la prueba molecular, que si detecta el ANR del Coronavirus?
  2. ¿Cuál fue el sustento técnico, quiénes fueron los responsables de esta decisión? ¿Si la OMS y OPS recomiendan como medio de diagnóstico las pruebas moleculares?
  3. ¿Porque los medios de prensa no le preguntan a Martin Vizcarra (Jefe de Gobierno), el nombre del laboratorio que le vendió las pruebas secundarias, será el laboratorio Shenzhen Bioeasy Biotechnology que no cuenta con licencia sanitaria? 
  4. ¿Cómo fue el proceso para la adquisición a través de Perú Compras?
  5. ¿Por qué solo han adquirido 300 mil pruebas moleculares que si diagnostican el ARN del Coronavirus?

No es malo cuestionar o ser una voz discordante, tenemos el deber de hacer control de fiscalización a nuestras autoridades nacionales, regionales y locales en relación con las decisiones que toman. La historia ha demostrado lamentablemente que, en tiempos de Emergencias, es donde el Gobierno en todos sus niveles concentra más poder y trae consigo visos de corrupción al más alto nivel, que cada uno de nosotros lo pagara a través de los impuestos en los próximos años. A estar atentos, esperando que el Ejecutivo no defraude la confianza de cada uno de nosotros, que contraloría se maneja con autonomía plena y que el congreso, no delegue sus facultades de control político. 

Milagros Salazar de la Torre

Dra. En Salud Publica

https://www.who.int/csr/swine_flu/Preparacion_Pand_ESP.pdf

NOTICIAS MAS LEIDAS