Punto de Encuentro

Diálogo democrático, sin amenazas

Luego que el Parlamento en un acto de Dignidad negó la confianza al gabinete del tristemente célebre engreído de la ex primera dama Nadine Heredia. Los opinológos y las  “waripoleras” del gobierno, no han tenido mejor argumento que tender la alfombra del “chantaje” como argumento a la salida vergonzosa del  ex Primer Ministro que soslayó la crisis sanitaria y lo más grave a las regiones que representan el “Perú profundo”, estirando un discurso alejado de la realidad de nuestros país; y con propuestas para los próximos 30 años, cuando muchos peruanos que lo escuchaban sentían que era una broma de mal gusto, porque así como conducen el país este grupo de improvisados muchos peruanos a las justas aspiran a llegar a saborear el Bicentenario de nuestra Independencia. Con sinceridad y optimismo; esperamos que el gabinete que Preside el ex-General(r) Martos, asista hoy, con vocación dialogante y democrática al Congreso y explique a la Representación  Nacional las medidas urgentes para arrinconar la pandemia, que sigue generando dolorosos estragos a los peruanos, a casi 150 días, hemos visto a la nueva Ministra de Salud ensayar una estrategia de fluida coordinación con las regiones. Es más sensato acompañar y orientar las acciones sanitarias en las regiones que imponerlas. Ojalá sea así, porque en simultáneo es en estas circunscripciones donde la pobreza y el hambre; alimentan la muerte que produce el Covid19.

Digo esto, porque los áulicos del gobierno han insinuado que con un ex-militar al frente del gabinete el Congreso tendrá que pensarlo dos veces para negar la confianza. Como si tener la condición de exmilitar hiciera de la investidura un ritual para salir del paso. La Confianza tiene amparo Constitucional y si este gabinete quiere evitar sorpresas, debe explicar a la representación y a través de ella al pueblo de que su prioridad es la salud de los peruanos y especialmente de los más pobres. Sin amenazas, como las han insinuado conspicuos “waripoleras”, especialmente los que defienden sus “suculentas” asesorías que las sacan del presupuesto del Ministerio de Educación; por eso defienden con uñas y dientes al Ministro Benavides, como defendieron a Saavedra, la realidad es que las famosas “reformas” educativa y universitaria , sólo han servido para ocultar las asesorías, los supuestos salvadores de la educación en nada la han mejorado y si hoy cuestionan al Ministro de Educación, es porque su paso por la SUNEDU, ha servido para mejorar los negocios educativos de poderes fácticos, que subsidian su actividad empresarial con los recursos que deberían ser para los estudiantes más pobres del país. No es amor al chancho sino a los chicharrones, de tal manera que si Benavides no da una explicación clara a las graves irregularidades denunciadas; su censura sería otro acto de dignidad del Congreso.

De otro lado, la Ministra de Salud, en un programa dominical ha ensayado lo que dirán en la investidura, estrategia tardía, pero hagamos acto de fe, para que la pongan en marcha cuanto antes, ya que peligra la pronta llegada de la vacuna por los trámites burocráticos de Digesa y porque muchos laboratorios se frotan las manos, calculando cuánto de rentabilidad succionarán del precio de la vacuna. Espero esta vez OMS acierte una, y oriente a los países para que la compren a precios razonables e impidan que la salud o la muerte de peruanos no sirva para que inescrupulosos amasen fortunas indignas.

Por último, el nuevo Premier, debe garantizar que las fuerzas armadas y policiales garantizaran su neutralidad en el próximo proceso electoral, que elegirá a quienes deben reconstruir la economía del país y sacarnos del desastre en que nos deja el gobierno improvisado de Martin Vizcarra. No es mucho pedir, solo es realismo. Los cuartelazos deben ser parte de la historia “negra” de nuestro país, que no se pueden admitir, advertidos estamos.

 

NOTICIAS MAS LEIDAS