Punto de Encuentro

Cuarentena de hambre.

El gobierno del señor Sagasti, acaba de decretar e implementar una nueva cuarentena, en la capital de la República y algunas regiones, que tiene como signo distintivo; hambre y miseria, según los expertos arrojará a cinco Millones de peruanos al desempleo. A diferencia de la del 2020, ya no habrá ahorros, aportes de las AFP, apoyo de la familia, como paraguas que pueda remplazar la falta de ingreso, por desempleo. Esta medida, se implementa en un contexto, en que la falta de camas UCI, la falta de oxígeno, el cansancio de nuestros profesionales de los servicios de salud, y la endémica estructura sanitaria, nos grafican un desolador panorama, cuyos efectos más gravosos impactará en los más pobres.

Esta situación se agrava cuando al frente de la crisis se mantiene a una Ministra de Salud, que ha demostrado incompetencia sideral, sin manejo en el campo sanitario, no ha dado una respuesta creíble a la compra de las vacunas, al extremo que hizo patinar al Presidente, que anunció que el primer lote de vacunas de todas maneras llegaría en el mes de Enero. Al final no hubo vacuna, pero sí cuarentena, aparentemente moderada, pero con un efecto letal en el bolsillo de los peruanos más pobres, de aquellos que hacen su salario del día a día. Para este sector importante, no hay apoyo del gobierno, el anunciado bono de 600 será entregado, cuando todo esté consumado, los peruanos volverán a navegar en los bolsones de pobreza extrema.

Este gobierno es él epílogo del régimen del mitómano Vizcarra, poco o nada ha hecho para darle un nuevo rumbo al país, solo administra el desastre que nos dejó Vizcarra, lo único que ha marcado de diferencia es la frivolidad, instalada en Palacio, con compras superfluas que han merecido el rechazo de los peruanos. De Noviembre a la fecha, no hay más camas UCI, oxigeno, no se ha mejorado la estrategia frente a la pandemia, y nuevamente somos espectadores de la dramática situación de miles de peruanos en busca de una atención para sus familiares moribundos. A la fecha se reportan un promedio de 200 muertes diarias por Covid19, nada se ha hecho por mejorar los sistemas de atención primaria que marcan lo peor de la crisis.

Por último, resulta insultante y agraviante para los peruanos, las políticas erráticas del gobierno, que han activado la potencia de la pandemia y que el Ministro del Interior anuncie como un gran esfuerzo la instalación de diversos centros de retención, donde privarán de su libertad por cuatro horas, a los peruanos que se atrevan a salir a trabajar en busca del ingreso para su familia. Este Ministro que como mérito solo exhibe ser del partido morado cuyo líder se orgullece de ser mantenido por su esposa. Lo que nos deja de legado el gobierno de Sagasti es un país con millones de peruanos en el desafío de administrar con “sabiduría” su pobreza.

Milagros Salazar De La Torre.

NOTICIAS MAS LEIDAS