El presidente compara a los pobres con “mascotitas” en conferencia de prensa.

Han pasado las elecciones y es claro que el país está más dividido que nunca. Desde las pasadas elecciones del 6 de junio de 2021, se notó abiertamente que el país está dividido en 2 bandos; uno, el que apoya a MORENA, al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador y, el otro, que apoyan a los diferentes partidos políticos, PAN, PRI, PRD, etc.

Así de sencillo, el país ha llegado a un punto de quiebre sin retorno, en el cual muchos ciudadanos apoyan al presidente, y otros no congenian con sus ideas.

Ahora bien, el presidente tal como lo ha hecho desde hace 18 años (la campaña política más larga de la historia mundial), que insulta y veja a todos aquellos que piensan diferente a él, en los últimos días declaró en su conferencia matutina lo siguiente:

“La justicia es atender a la gente humilde, a la gente pobre esa es la función del gobierno, hasta los animalitos tienen sentimientos ya está demostrado. Ni modo que se le diga a una mascota: a ver vete a buscar tu alimento, pues se les tiene que dar no? su alimento.”

Lo anterior, para explicar en sus palabras el motivo de la negativa de todos aquellos que no apoyan los programas asistenciales, que él denomina “neoliberales”.

Con estas declaraciones el presidente muestra al mundo sin tapujos que pretende un poder absoluto de la administración de los medios económicos del país.

El comparar a una persona con un animal, además de ser reprochable y vejatorio, prueba una vez más que el presidente busca gobernar un país con personas sin sueños, sin aspiraciones, sin un objetivo de sobresalir, sino que busca el tener a millones de personas que se les entregue mensualmente una cantidad de comida y de bienes, que evidentemente estarán determinados por el propio gobierno.

Las elecciones le mostraron al presidente y a MORENA, que México no es Venezuela ni Cuba, que aquí un dictador con ideas de control total de todas las instituciones y a través del racionamiento de los bienes y servicios no será permitido.

Las declaraciones pueden parecer poca cosa, pero basta una búsqueda en la historia de las mismas palabras por parte del presidente Nicolás Maduro de Venezuela o de Fidel Castro ex presidente de Cuba, para comprobar las similitudes entre los discursos y acciones de los 2 tiranos con las del presidente mexicano.

En tales países prevalece un sistema de control total de los bienes y servicios por parte del Gobierno, que son administrados de manera arbitraria y raquítica a su población en general.

Algunos lectores podrán pensar que es exagerado lo dicho, pero ningún Venezolano(a) o Cubana(o) que está fuera de su país expresa su deseo de volver a su país respectivo a vivir, porque no tienen los derechos y libertades que se les dan en los demás países latinoamericanos.

Para muestra un ejemplo, en Cuba no puedes pintar la fachada de tu casa cuando tú lo desees, pues el gobierno decide la fecha en que puedes hacerlo y, te da los litros exactos de pintura que necesitas, porque el único que puede administrar todos los bienes de la Nación y de las personas que lo habitan es el Gobierno, porque esa es su función.

Por lo expresado es preocupante la retórica que emplea Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias de prensa, porque tienen el prototipo de una dictadura que intentará gobernar un país de la misma forma que lo hizo Fidel Castro o lo hace Nicolas Maduro, a través de dádivas mínimas a los conciudadanos para poder subsistir y, lo más grave de todo de manera indefinida.

NOTICIAS MAS LEIDAS