Coincidencias y divergencias

15 Julio, 2021

Grover Pango

Grover Pango Vildoso

grover_german@yahoo.es

Al escribir esta nota, en La Habana, Cuba, la policía controlaba puntos estratégicos para impedir posibles manifestaciones, el servicio de internet y de datos de celular continuaba sin funcionar y no hay noticias de sucesos como los ocurridos el pasado domingo 11. Que existan protestas lleva a reflexiones sobre similitudes y diferencias de las ocurridas en otros países.

En octubre del 2019 un alza de pasajes en Chile desató una tormenta esencialmente protagonizada por jóvenes. Luego de varios enfrentamientos con el gobierno se concluyó en un plebiscito para consultar sobre una nueva constitución. Aprobado esto, una Convención Constitucional se instaló a principios de este mes y concluirá su trabajo a inicios del año próximo.

A fines del 2020 en el Perú vivimos el maremágnum de la vacancia de Vizcarra, su sustitución por Merino de Lama y finalmente la encargatura presidencial a Sagasti, todo eso en medio de unas trifulcas callejeras –con evidente predominio juvenil- que expresaban un descontento poco definido; todo eso, como etapa, aún no termina. Sin embargo, igual que en Chile, fueron las redes sociales el vehículo de convocatoria.

Ahora los cubanos nos dicen su dolor con reclamos conmovedores y saqueos desesperados. Ellos no piden una constitución distinta ni un cambio de mandatario sino mucho más que eso: piden libertad; el cambio del sistema político, el partido único, el de la concentración del poder en una cúpula gobernante y férrea que tiene dividida a la población. Para silenciar la protesta han cortado el internet, pero el mundo ha volteado la mirada hacia la isla donde ojalá amanezca pronto la libertad soñada.

NOTICIAS MAS LEIDAS