[INFORME] Gobierno de Castillo/Cerrón: Cae el valor de la moneda, sufren las mayorías nacionales.

9 Septiembre, 2021

Economía

Pedro Castillo ha tomado posesión del Gobierno hace menos de cincuenta días y su incursión en terrenos desconocidos por él y su cuadrilla ya es un dolor de cabeza para todos los peruanos. El agresivo relato que los nuevos inquilinos de Palacio lucen desde el día de su instalación no deja indiferente al recelo y al temor ciudadanos.

El primer remezón económico empezó, incluso, antes de que Castillo se ciña la banda y el sombrero de forma inamovible. Constantes caídas en la Bolsa de Lima anunciaban un opaco escenario futuro. Pero el futuro opaco se hizo presente, antes que nada.

Ya con el representante del partido marxista-leninista-mariateguista en el poder venimos experimentando una fuerte depreciación de la moneda, se ha traducido en un incremento en el precio de productos básicos como el aceite y el pollo. ¿Acaso toda la incertidumbre que actualmente atraviesa nuestro país es consecuencia del modelo económico o de la especulación de los mercados, como aseguran vespertinos intérpretes de la realidad nacional?

Lo que sí pueden asegurar los verdaderos especialistas en la economía familiar; es decir, taxistas, comerciantes minoristas, madres de familia y trabajadores informales es que no se sabe qué podemos esperar de Castillo y lo que se sabe hasta ahora no tranquiliza a nadie.

EL VALOR DE LA MONEDA

Es posible inferir que la tendencia alcista del dólar corresponde más a la inestabilidad que ocasiona el nuevo gobierno de Perú Libre que a temblores en las plazas cambiarias en el mundo. Observamos que la moneda norteamericana ubicó nuevamente por encima de los S/ 4.10 (jueves 9/9/21) su valor con respecto al sol.

Lo curioso es que mientras que la divisa estadounidense retrocede a nivel global y el Banco Central de Europa reduce sus estímulos de amortiguamiento durante el último trimestre del presente año, aquí en casa tenemos prestos a los justificadores de la inoperancia política y económica en los más altos cargos públicos.

Ante esta situación, el Perú va menguando su postura y su perfil de país emergente y audaz ante las principales empresas calificadoras del desempeño inversor y financiero, en el mundo. Esta ha sido la sentencia de Moody's Investors Service al reducir la calificación crediticia peruana desde A3 a Baa1, hace pocos días atrás. Dicha calificación baja el pulgar a el riesgo soberano de nuestro país.

Como consecuencia natural, varios inversionistas empiezan a demandan dólares tras la decisión de Moody’s, y es por eso que el dólar acumula una ganancia de 13.15% en lo que va del 2021, mientras la moneda nacional ya ha registrado una devaluación de, prácticamente, 43% en el transcurso de enero a setiembre últimos.

¿A QUIÉNES AFECTA MÁS ESTA SITUACIÓN?

Los principales artífices del pensamiento Cerrón en las altas esferas del poder, aún no se han dado cuenta que los más afectados por el desbarajuste que causa su inoperancia, son las mayorías populares.

Por más que Castillo, Bellido y compañía intenten dar aliento a los peruanos, ni ellos mismos están convencidos qué acciones tomar para contrarrestar su propio caos. Lo terrible es que ese caos, incide directamente en la precaria economía de los hogares golpeados sucesivamente, en plena pandemia, por gobiernos corruptos e incapaces como los de Vizcarra y Sagasti.

“Va a haber sorpresas la próxima semana con el gas y también con los alimentos de la población”, dijo el hombre del sombrero el 19 de agosto pasado. Esa semana a la que hacía referencia ya ha pasado también y no se percibe ni leve cambio. En todo caso, la rueda de la economía peruana se sigue moviendo, pero no en avance, sino en retroceso permanente.

Mientras las actuales autoridades políticas vinculadas seriamente con elementos terroristas viven una realidad paralela, el alza de precios de los alimentos, en tanto, es una realidad que afecta a nivel nacional a los bolsillos menos favorecidos.

SI SUBE YA NO BAJA

El embate de las restricciones por la Covid-19 y el temor de la PEA a percibir ingresos de valor reducido, por responsabilidad de los hombres de Cerrón, viene incrementando los precios del maíz, trigo, soya y aceite, pero también del pollo, las carnes en general y las verduras.

La promesa de un gas a precio popular pareciera ser siempre el caballito de batalla de las izquierdas mentirosas. Ya lo habían mencionado, desde 2011, elementos del humalismo y hoy intentan repetir la ilusión los espadachines cerronistas del MEF, pero mediante control de precios solapados bajo la fórmula de la reincorporación del GLP en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (FEPC), tal cual lo dispone el Decreto Supremo N° 023-2021-EM.

La espera desespera a los hombres y mujeres que sí trabajan día a día, mientras los “moderados” del régimen arguyen que el factor de compensación en el gas casero posiblemente será de 5 soles/balón de GLP para el mes marzo de 2022. ¿Eso es todo lo que harían? Estos accidentales protagonistas de la política peruana hasta ahora solo producen vergüenza. No es un gobierno para quitarse el sombrero. 

NOTICIAS MAS LEIDAS