Punto de Encuentro

Pantaleón y los imbecerriles.

Recuerdo de haber visto la película en un cine de barrio  el 99 ; Realmente la vi a  “A medias” pues en ese momento estaba con mi enamorada y francamente prefería mil veces  aplicar todos mis sentidos en mi pareja que ver la cara de Salvador del Solar todo el tiempo. Sin embargo recuerdo nítidamente a “Pantaleón Pantoja” , un militar notable, ordenado y de buen corazón. A quien se le encomendó la “dificultosa” tarea de reclutar a un grupo de guapas y jóvenes prostitutas con el fin de dar “destacado servicio” a un pelotón de militares peruanos afincados en un cuartel, en la profunda Amazonia de Iquitos. Pantoja tuvo que luchar contra sí mismo,  principalmente contra sus pasiones de varón  como hombre comprometido, sus principios,  y de guardar celosamente este hecho frente a la opinión pública.

Finalmente lo logró, con éxito de sobra  a nivel económico, de gestión y grados de satisfacción al cliente, más que notables. A pesar de que “la colombiana” (   su amante prostituta) falleció,   y  el escándalo  explotó en todos los niveles,  se lograron los objetivos buenos, contra viento y marea.  Según mi entender,  ésta sería la principal moraleja de la película según mi punto de vista.

Una “segunda película” , sin embargo real se dio el año El 95. Susy Díaz, Una agraciada vedette, ex esposa del gran compositor Augusto Polo Campos, es elegida congresista del Perú. Su “Potente Marketing”  consistió en mostrar repetida y compulsivamente sus “Potentes nalgas” en todos los medios  de comunicación de ese entonces. Sus frutos como “Madre de la Patria” fueron  30 proyectos de ley aprobados de 120 presentados.  Un record bastante bueno y notable por decir lo menos.   En el  2009 a Susy Díaz se le sentencia a pagar una reparación civil (doscientos mil nuevos soles) por haber recibido dinero de Vladimiro Montesinos .Aunque hasta ahora no se le probó al 100% nada , ella al día de hoy tiene pagada  la reparación civil al 100%.  Objetivo logrado a todo nivel.

La tercera película comenzó en el congreso peruano, el 2016 y desde el 11 de marzo del 2019 tiene nuevamente  a un renovado “Pantaleón Pantoja”  solo que ahora no está regentando a un grupo de bellas prostitutas, las cuales  recordemos  tuvieron una excelente labor empresarial, tan igual de buena como la de la protagonista real de la segunda película. Ahora, le pregunto a usted:

¿Qué título le pondría a ésta tercera película?

Espero que por el bien de todos, no escoja el título de ésta humilde columna.

Arquitecto Ecológico: Miguel Ángel Romero Maldonado.