Punto de Encuentro

Desinstitucionalidad y totalitarismo para perpetuar.

La No Vacancia de Vizcarra por parte del Congreso Nacional, traerá el acoso del gobierno a la oposición, la consolidación de la corrupción, el empoderamiento de grupos fácticos y el camino libre para el fraude electoral del 2021, socavando nuestra precaria institucionalidad a fin de perpetuar una organización putrefacta.

La fallida Vacancia, desnuda el alineamiento de grupos de poder en función de intereses comunes, la defensa de intereses personales por parte de los políticos y partidos que están representados en el Parlamento y que ahora pierden legitimidad en su representación con el pueblo, salvo honrrosas excepciones que defendieron su posición sin el titubeo ni la demagogia. También ha debilitado a Vizcarra, pues si bien es cierto el Parlamento no lo ha vacado, los que antes lo inmaculaban hoy mencionan que es un Presidente corrupto.

Los últimos acontecimientos han revelado a un Poder Ejecutivo involucrado en hechos de corrupción; un Parlamento que baila al compás del inquilino de Palacio; un Ministerio Público y un Tribunal Constitucional en deuda de favores y con escasa autonomía e independencia y que solo se ponen al servicio del gobernante; unas FFAA que han perdido todo sentido de decencia castrense y unos medios de comunicación que cantan en coro a favor de Martin Vizcarra cómo pago por el millonario financiamiento estatal que reciben.

Todos estos hechos denotan la escasa convicción por parte de la clase política emergente y también de la tradicional, la fragilidad de los actuales partidos que tienen representación congresal, la fragilidad de las instituciones del Estado y que en los últimos años el propio Vizcarra ha alimentado la desinstitucionalidad de nuestra patria con sus desaciertos y sus reiterados conflictos antidemocráticos.

Esta carencia institucional ha hecho que Martín Vizcarra infamemente concentre el poder, ejerciendo un régimen totalitario que busca la perpetuación en la casa de Pizarro, de una organización perversa y disoluta, que actúe como la cuida espaldas de sus miembros involucrados en actos mafiosos.

Estamos alertados.