Punto de Encuentro

El Partido Aprista y la COVID-19

Es cierto que hay una cara científica de la epidemia que sólo los expertos pueden atender no obstante a ello también hay un rostro social dramático que es consecuencia directa de la COVID-19 y sobre todo de la deficiente gestión estatal de los gobiernos de turno, en este caso el de Vizcarra y Sagasti.

En ese sentido, luego de la primera ola y a inicios de lo que ya sería una segunda, hay muchas lecciones que ya aprendidas podrían servirnos para enfrentar mejor el rebrote.

El Partido Aprista podría entonces colocarse como un Partido al servicio de la gente, los más necesitados y humildes si sus dirigentes aprovechan los inmensos activos y recursos a favor de lo que hoy sufren la crisis social de la pandemia.

Los locales o las Casas del Pueblo en todo el país podría servir de lugares de atención rápida, acopio o entrega de donativos y alimentos, entrega de mascarillas y un sin número de acciones.

No sólo eso. El Apra como Partido funcional y territorial que era, cuenta con una red de médicos y enfermeros que podrían participar en la detección temprana a de la COVID-19 así como en otras enfermedades.

Es que lo importante aquí, como lo mencioné arriba, es que un Partido con semejantes activos, capacidad y personal pueda tener la dirección de incorporarse a la sociedad y que le sea útil.

De alguna u otra manera ello serviría también para volver a reconectarse políticamente con ese enorme país que hoy quizá lo mira lejano.