Punto de Encuentro

Kenji Fujimori ya no pone las manos al fuego por su hermana Keiko

El menor de los Fujimori señaló que su ex bancada de Fuerza Popular "siempre lo han tenido relegado".

Sin tregua. El legislador Kenji Fujimori cuenta las horas para el día que definirán su condición como parlamentario este miércoles 6 de junio, donde se debatirá si procede o no su desafuero, al igual que a sus colegas Bienvenido Ramírez y Guillermo bocangel.

En diálogo con Panorama, Kenji Fujimori reveló varias infidencias que vivió con su hermana Keiko y en su ex bancada Fuerza Popular. "Siempre me han tenido relegado, marginado, como la última rueda del coche, por eso no voté en la segunda vuelta", dijo.

"DÉJANOS TRANQUILOS"

El legislador contó que durante el primer proceso de vacancia contra el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) cuando él conversaba con su colega Maritza García, ellos fueron interrumpidos por cuatro congresistas de Fuerza Popular, entre ellos Luz Salgado.

"Luz Salgado llegó a modo de allanamiento y me dijo: 'pero Kenji ya déjanos tranquilos, sácanos de toda esta incertidumbre, ¿qué es lo que estás haciendo? ¿quienes son y cuántos (los que votarían en contra)?', le respondí: 'Tranquila, Luz, yo ya he dado mi punto de vista. Yo voy a votar en contra de la vacancia'", manifestó.

MÁS INFIDENCIAS

Durante la campaña presidencial, el menor de los Fujimori contó que le reportaba a la lideresa del partido naranja sobre todas sus actividades en provincias, donde viajaba para hacer labor social en colegios nacionales, pero estas acciones no fueron del completo agrado de su hermana.

"Me dijo ya no viajes porque la gente cree que tú vas a hacer el candidato y le respondí que yo no iba a dejar de ayudarlos", agregó el legislador no agrupado.

Al ser consultado sobre si aún pone las manos al fuego por Keiko Fujimori intentó evadir la respuesta aclarando que la justicia encargaría de investigarla, pero ante la insistencia dijo: "Me reservo".