Punto de Encuentro

Castillo: El símbolo de la corrupción comunista.

Mientras los alimentos y servicios de primera necesidad se disparan por efectos de la crisis internacional, -mayor demanda- pero en nuestro país gatillado por la incompetencia del gobierno, que se aloja en Sarratea, más que en Palacio. Indigna que, a cuatro meses, la corrupción comienza a ser la bandera que a media asta enarbolan, quienes ofrecieron servir a los más pobres, supuestamente por el abuso de los ricos, hoy constatamos, que la angurria y la desesperación por levantarse los fondos públicos que los peruanos hemos confiado, es su prioridad. Es normal, ahora que los amigos empresarios del Presidente, sean sus voceros y que traten de justificar, reuniones de funcionarios de las entidades más importantes, con empresarios y lobistas, no deja dudas de que en local de Breña se disponen a quien se les debe entregar las licitaciones. Es una vergüenza, ver como la prensa muestra al Presidente escondiéndose tras una gorra para desplegar sus satrapías. Esta plaga de comunistas corruptos que parecería ser que tienen contadas sus horas en el gobierno, y quieren coger lo primero que encuentran a su paso, la mejor muestra es la privilegiada lobista que con la más absoluta frialdad y descaro, se reunió con el Presidente, no para apoyar a los pobres, sino para inventariar las obras que debería darles a las empresas que esta representa. Lo grave aún, es que el Ministerio Público, confirma que es una agencia del gobierno, los fiscales con descaro y sin sonrojarse voltean la cara y dicen que los hechos escandalosos que se han difundido por la prensa no son investigables, la corrupción ahora tiene de aliados a los supuestos defensores de la “legalidad”. La lobista Karelim López, denostada hoy por la prensa adicta a Vizcarra, conducta que reprobamos, pero que, no envidiamos su éxito empresarial, sino que cuando a los responsables de este afiare se les ponga tras las rejas, será recordada, por haber desnudado la entraña gansteril del gobierno de Castillo. Si la moción de vacancia tiene una función social, ahora se reafirma, Castillo resiste darle una explicación sobre estas reuniones secretas, clandestinas y delictivas al país, la admisión de la moción de vacancia en el Congreso ahora se hace imperativa, toda vez que Castillo estará obligado a respetar el emplazamiento, acudir al Pleno para responder sobre sus cuitas inescrupulosas y delictivas, pero también el Congreso, no debe convalidar estos delitos, debe Censurar al Ministro de Transportes y hacer que estas licitaciones fraudulentas se dejen sin efecto, lo contrario, serán cantos de “sirenas”. Al cerrar esta columna, espectamos, la patética justificación de Castillo, a sus reuniones secretas con lobistas y empresarios; ahora anuncia que ha guardado como sorpresa el haber hecho una “chanchita” para darle a lo más pobres. Es un insulto a la inteligencia de los peruanos, además es una vergüenza querer recuperar el respaldo del pueblo esfumada por sus desvaríos corruptos, ofreciendo distribuir la “cutra” pactada o recibida en Sarratea. Hace recordar aquel Gobernador Regional de Apurímac, que descaradamente decía que como funcionario robaba pero que lo compartía con los más pobres, y pretender encubrir sus fechorías. La vacancia puede ser el mecanismo profiláctico para erradicar la corrupción y devolver la confianza de la democracia y sus instituciones en su lucha contra este flagelo.

Milagros Salazar De La Torre.

NOTICIAS MAS LEIDAS