La auditoria internacional es un imperativo.

Las elecciones generales desarrolladas en el Perú, se caracterizaron por un marcado ausentismo. Luego de haberse conocido los resultados electorales ( "boca de urna" y "conteo rápido") y cuando aún la ONPE no culmina el procesamiento de todas las actas electorales; aumenta la incertidumbre en todo el país. Considero que es  imperativo, que se realice una "auditoria internacional", que asegure la transparencia en los resultados electorales. La voluntad del pueblo debe ser respetada. Más allá de la manipulación y la abierta voluntad de fraude, que se ha observado a a lo largo de las últimas semanas, ha llamado la atención que sólo la empresa IPSOS APOYO se convierta en la única empresa encuestadora, que el domingo 11 de abril presentó en exclusividad, las cifras de las proyecciones electorales. En los últimos 30 años, siempre varias empresas encuestadoras realizaban "trabajo de campo" el día de las elecciones  y ofrecian los resultados de sus muestras estadísticas a través de diferentes medios de comunicación, tanto en la primera, como la segunda vuelta electoral. El 11 de abril, de un modo muy extraño, sólo el señor Alfredo Torres de IPSOS APOYO ha tenido el privilegio de ser el único referente informativo, convirtiéndose en el "virtual Jefe de la ONPE". La estrechez de los resultados a nivel presidencial, entre el segundo, tercero y cuarto candidato más votado y las cada vez más evidencias de manipulación de actas electorales, generan dudas. La elección al Congreso de la República en nuestro país, es más compleja por el uso del "voto preferencial" y por el requisito de superar la "valla electoral" para tener representación parlamentaria. Considero que de manera deliberada se está favoreciendo al partido MORADO para que tenga bancada parlamentaria y lo propio está sucediendo con el escrutinio de los votación nacional de SOMOS PERÚ.  Las reclamaciones de los "personeros legales" de varias agrupaciones políticas y la información que en las últimas horas, se hace visible en las redes sociales, aconseja un pronunciamiento del Jefe de la ONPE. La democracia requiere de organismos electorales independientes del poder político y que demuestren solvencia y eficiencia a lo largo del proceso electoral. El escenario político de HOY, tiene matices cada vez más parecidos, a los del año 2000. Si la ONPE no es garantia de un proceso claro y sus "cifras oficiales" responden a un proceso de manipulación y fraude; es impostergable que las fuerzas polítican soliciten formalmente la realización de una "auditoria internacional" con el apoyo de las Misiones de Observadores de la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea. NO descarto que en un contexto de crisis sanitaria, ante la falta de liderazgo del señor SAGASTI, se genere una mayor crisis política que tenga su epílogo en la convocatoria a nuevas elecciones generales, bajo la égida de un nuevo gobierno de transición y con organismos electorales renovados. El PERÚ merece un destino mejor. 

NOTICIAS MAS LEIDAS