¿Qué es lo que queremos para nuestro Perú?

No voy a hablar específicamente de los candidatos que estarían pasando a segunda vuelta, pero si sobre la situación real y de incertidumbre que atraviesa nuestro país.

Los resultados del domingo nos demuestran que el país requiere un cambio para saldar las brechas de la desigualdad en educación, salud, nutrición, falta de viviendas sociales, entre otros temas que han sido olvidados y que la pandemia ha evidenciado que en todo este tiempo no han sido atendidos.

Todos estamos de acuerdo en que no queremos más corrupción, pero tampoco queremos que regrese el terrorismo, no queremos más narcotrafico y no queremos comunismo.

De cara a las elecciones que vienen, se debe analizar los planes de gobierno de los candidatos que estarán compitiendo, así como su historial personal y las personas que los rodean.

El peruano en general, no importa el estrato social donde se encuentre, está desesperado y desesperanzado, producto de la negligencia y medidas populistas de los últimos gobiernos y del abandono por parte del estado y de una sociedad totalmente desconectada con la realidad del país, así como las corrupción de este, de los empresarios y del ciudadano en general. Somo un país donde el individualismo ha tomado preponderancia sobre el beneficio colectivo.
 
Si bien, es claro que los candidatos que tenemos para la segunda vuelta, no representan a la mayoría, lamentablemente y nuevamente estamos en una situación donde todos los peruanos debemos escoger el mal menor, uno que nos permita que la democracia continúe, permitiendo que con el samacon que hemos recibido ahora, nos haga tomar conciencia de que es lo que queremos para el año 2026.

Es increible que los pueblos más pobres del país, son lo que mas dinero han tenido en sus gobiernos regionales y no han sabido gestionar a favor de ellos. Se conoce que han estado inmersos en corrucpión y terrorismo, algo que justamente no es lo que la mayoría del país desea.

Lo que está viviendo el Perú ahora, nos enseña que tenemos que tener gobernantes que tengan mas conciencia y más empatía, algo que es prioridad para salir del pantano donde nos encontramos.

Nuestra tarea es que no solo sea el gobierno quien salve al Perú, somos todos nosotros en la tribuna que nos toque. Empecemos a trabajar todos juntos, haciendo política privada desde una empresa o como ciudadanos, cumpliendo las normas (como el pago de sus impuestos) o pública, entrando personas intachables a trabajar realmente por el país, pero haciendo algo por nuestra gente; no podemos olvidarnos que no somos un país de primer mundo, pero si somos ricos en materias primas y en gente.

Yo creo firmemente en la economía de mercado, en la democracia y tengo la esperanza de que el Perú puede ser de primer mundo, teniendo políticos decentes que sean un orgullo para nuestro país y que ser político no sea sinónimo de corrupción

¿Qué es lo que queremos para nuestro Perú?

La respuesta ya la tiene cada uno. Nunca es tarde, pese a la dificil situación en que nos encontramos, de volvernos a enrumbar, pero depende de todos nosotros.

¡VIVA EL PERÚ!

NOTICIAS MAS LEIDAS