Punto de Encuentro

La sobrevivencia de un régimen putrefacto

El gobierno y sus voceros políticos y decisorios-Vladimir Cerrón- creen que los peruanos han tomado con normalidad o mejor dicho han aceptado esta abominable nueva normalidad que nos quiere imponer este régimen corrupto e incapaz; que nuestro país siga a la deriva, con convulsiones sociales de repente legítimas pero auspiciadas y promovidas por los propios funcionarios del gobierno del más alto nivel, diría para distraer la atención de las diarias noticias de copamiento y de exacción de los recursos públicos por los encomenderos del gobierno. No es así, el tema de fondo es que sigilosamente el gobierno está destruyendo las bases del modelo republicano, y de nuestra democracia liberal, el desgobierno y la violencia la imponen como graves fallas del modelo económico y político.

Poco a poco avanzan copando la administración pública, no solo con gente incompetente sino con designios claramente definidos, -esterilizar- el modelo político, para justificar ante el país su sobrevivencia y dotarla de un nuevo respiro popular, con inconfesable propósito de seguir saqueando las arcas públicas, en simultaneo, protegiendo a los miembros de la organización criminal que de ser capturados amenazan desvestir la estructura de esta mafia. Muchas razones se esgrimen, pero lo que sí está claro, en los años de la República, nunca se ha visto un gobierno descaradamente comprometido con el saqueo de la cosa pública, es cierto, además, respaldada desde el Congreso por 47 parlamentarios que han taponeado cualquier posibilidad de a través de la vacancia, producir un minuto de lucidez del Presidente Castillo, y Renuncie.

Monseñor Barreto, y Max Hernández del Acuerdo Nacional, han tratado de poner paños fríos a una indignación ciudadana creciente, que cada vez está más dispuesta a defender la estabilidad que con su esfuerzo se logró en casi tres décadas de un diciplinado manejo fiscal y monetario de la Economía. Digo esto porque estos respetables señores a título de quién, se irrogan la representación del pueblo, no alcanzan a entender la magnitud de la crisis política, económica y social que ha provocado esta manga de inescrupulosos que han tomado el poder para hacer más pobres a los pobres y convertirse ellos, sus familiares y acólitos en los nuevos representantes de una oligarquía cleptómana. Lamento la participación oficiosa de estos señores, que quiero aceptar que lo hacen por ingenuidad y no por seguir usufructuando los beneficios que les da los importantes cargos que tienen-inclusive en la Iglesia Católica.

Los nuevos colaboradores eficaces que la prensa independiente muestra al país, en ejercicio de su libertad de informar, muestra la descomposición de un régimen gansteril, que de seguir unos meses más al frente de los destinos del país, le generará un daño irreparable. El Perú no aguanta más, no seamos cómplices de la continuidad de una agonía económica y social que el pueblo no se merece. La prensa independiente, con la información que nos alcanza y aún con las amenazas del gobierno, nos está mostrando la faz de una organización criminal que lamentablemente tiene su rostro orientador en el Presidente Castillo. Diré por último que, si algo de respeto se merecen los peruanos, es que el señor Castillo Renuncie y que se activen todos los mecanismos judiciales para poner a él y sus facinerosos a buen recaudo. La Iglesia y el Acuerdo Nacional, no deben prestarse a mantener un régimen marcado intensamente por la corrupción, que como diría Gonzales Prada:” por donde se le toque brota pus”.

Milagros Salazar De La Torre.

NOTICIAS MAS LEIDAS