Por una Cuba de pan y libertad

Entre ayer y hoy tuve conocimiento de las marchas en contra del régimen comunista cubano, ese pseudo gobierno revolucionario de mas de 60 años que a la fecha tiene un país viviendo en la miseria, sin alimento suficiente, ni servicios básicos.

Mientras escribo este artículo se me viene a la memoria mis épocas de colegio, allá por el 2009 cuando los Aldeanos eran un grupo de rap muy de moda en mi entorno, uno de sus mayores éxitos una canción llamada “Miseria humana” que tiene como coro “Miseria humana en las calles de mi Habana”. Curioso que desde ese entonces - e incluso mucho antes con protestas como las de Celia Cruz - mi generación es consciente de la calamitosa situación que se vive en Cuba, cuestión que de repente normalizamos.

Cuba, un destino vacacional muy popular por lo accesible que es la estadía, las calles de la Habana e incluso Varadero, por mas fiesta y eventos que se realicen, no pueden ocultar una pobreza evidente que llega a soslayar la hermosura de la cultura cubana.

Hoy Cuba explota. Hoy Cuba no pude garantizar servicios básicos (agua, luz, internet, alimentación, etc.) a su población ni en los lugares mas céntricos. Hoy Cuba es un país en donde la brecha económica es de las más evidentes del mundo, si tienes dólares serás privilegiado en cualquier lugar, si eres turista tienes prioridad en cualquier espacio.

Hoy el pueblo cubano lucha – una vez más – por la libertad en su país, porque están cansados de tener que trabajar para que un pequeño sector de gobernantes viva como millonarios a costa de que la mayoría tenga hambre y que no pueda desarrollarse en base a su esfuerzo y mérito.

El régimen dictatorial cubano hoy reprime y viola derechos de manifestantes a quienes se les considera traidores a la revolución y delincuentes por querer alzar su voz de desacuerdo y protesta. Curioso que en Perú estemos por entrar a un gobierno liderado por un partido que tiene como presidente al señor Cerrón, un político formado en Cuba y que al igual que su candidato presidencial no condenan lo sucedido en este país, sino que por el contrario reivindican y aplauden esa indigencia por la que pasa el pueblo cubano bajo el disfraz de revolución.

Cuba y nuestros hermanos cubanos merecen vivir bien y poder decidir el devenir de sus vidas, hoy Cuba clama ¡Pan y Libertad!

Mi solidaridad con nuestros hermanos cubanos.

NOTICIAS MAS LEIDAS