Chota y el impostor.

Desde el distrito de Chota, departamento Cajamarca los más de 50,000 habitantes fueron testigos o mejor dicho desde allí el Perú observó a un falso demócrata, a propósito del debate presidencial promovido por el candidato comunista Pedro Castillo quién en un arranque de miedo o para no quedar mal, emplazó a la candidata Keiko Fujimori para debatir y exponer las propuestas al país de los próximos cinco años, relievo al pueblo de Chota porque quedará registrado en los anales de ese heroico pueblo, que uno de sus hijos traicionó la trayectoria y el prestigio que tienen los hermanos chotanos, todos los que conocemos algo de nuestro país especialmente del departamento de Cajamarca sabemos que los chotanos tienen un carácter muy especial, que se expresa en actitudes cotidianas evidentes: i) su ostensible amor a la heredad y ii) el considerarse insobornable amante de la libertad. Y este carácter ha dado lugar a múltiples historias que se han escrito sobre los habitantes de este hermoso pueblo.

El candidato Pedro Castillo, no tuvo mejor idea que encubrir su miedo a no debatir sus propuestas de gobierno, ante sus confusos y precarios conocimientos que tiene con relación al funcionamiento del Estado. Parece que su licencia sindical como maestro, también lo ha licenciado de las ideas básicas que debería conocer sobre el manejo del gobierno si aspira a la primera magistratura del país. También es cierto que hasta esto se puede aprender en el camino y serán los peruanos los que definirán quién los conduce, lo que es reprochable es la supuesta falta de propuestas que encubren algo gravísimo que sería una felonía a su pueblo y al país, ocultar su irrenunciable trama de llegar al gobierno para liquidar la LIBERTAD, signo distintivo del carácter chotano.

Reseteando poses, esquivas y propuestas marxistas-leninistas, de autócratas que han aniquilado en sus pueblos la libertad, usa temerariamente el dolor y sufrimiento de millones de peruanos, con un discurso rico-pobre; propone para los años que se viene un enfrentamiento entre los que tienen y los que por razones explicables sufren las graves dificultades que atraviesa nuestro país. Anuncia casi expulsar las empresas transnacionales, cerrar el Congreso, el Tribunal Constitucional y la Defensoría del pueblo. O sea desde el primer día de su gobierno si gana las elecciones, una escaramuza de guerra civil espectaremos los peruanos, y sumado a ello la convocatoria a una Asamblea Constituyente para imponer la perpetuidad en su cargo, ese no es el perfil de un demócrata que respete la libertad, elegirse con unas reglas de juego, ganar y luego modificarlas para quedarse en el poder, hasta destruir las instituciones que pueda y tomar otras como las Fuerzas armadas, preparándolas para reprimir cuando los peruanos se den cuenta de la pesadilla que viven es una coartada incompatible con las libertades públicas. Se presenta sin Equipo técnico por qué no lo tienen, no podrán justificar técnicamente los demagógicos compromisos. Ha ofrecido 10% del PBI para Salud y Educación respectivamente, si a esto le sumamos que expulsará al sector privado internacional, no podrá explicar de dónde saldrá el dinero para cubrir este ofrecimiento inviable.

El señor Castillo es un Impostor, enemigo jurado de la democracia a la que solo utiliza para llegar al poder y luego asestarle un golpe mortal, por no cree en ella. Si evaluáramos simbólicamente su comportamiento en el debate con su contrincante Keiko Fujimori, lo del sábado primero de Mayo es patético, para ese evento impuso el lugar, día y hora y no satisfecho con eso hostilizó el ingreso de Keiko a la plaza e impuso el programa y el orden del debate. Keiko Fujimori ha demostrado la entereza y fuerza de una mujer, que está dispuesta a enfrentar los difíciles escenarios que se le presentan si el pueblo la elige , aparte de su sobriedad y claridad para exponer sus propuestas, lo más importante es que ha dicho que con mano dura enfrentará los problemas estructurales del país pero lo más relevante es que lo hará en democracia y en un gobierno de convocatoria a todos los peruanos, para rescatar al país del desastre Humala-Vizcarra, y del tristemente célebre señor Sagasti. El impostor se estrenó en Chota su tierra natal. Advertidos estamos.

Milagros Salazar De La Torre.

NOTICIAS MAS LEIDAS