El Camino del APRA: Aportes para su modernización ideológica y programática

Por Juan Mejía

Haya de la Torre tuvo audacias que otros no tuvieron. Se atrevió a decir que Marx estaba equivocado. Y que sus tesis habían sido derribadas por que las bases del Materialismo Dialéctico eran justamente el concepto de Materia que Newton había instalado, pero que, con la llegada innovadora del pensamiento de Einstein, las bases del pensamiento marxista eran inútiles. Y que era necesario aplicar la dialéctica y evolucionar. Era necesario replantear las ideas, las bases. Dijo claramente, que, si la materia era conceptual y cualitativamente diferente, las conclusiones materialistas estaban erradas.

Haya superó el pensamiento comunista. Y amplió el horizonte de pensamiento. Fue el primer indoamericano en hablar de un Tratado de Comercio con Estados Unidos. Fue el primero que planteaba la Justicia Social como parte integrante de la Libertad del Hombre.  Sin embargo, creo que sus tesis iniciales también siguen vigentes en gran medida, y muchas deben ser adecuadas a la realidad actual. Vamos delineando un par de ellas:

  1. Frente de Trabajadores Manuales e Intelectuales.

Dicen algunos que sería la esencia ideológica del aprismo. La gran pregunta que debemos hacernos es quien defiende a los desempleados. A los marginados sin empleo.Válida también es la pregunta si se considera trabajador al emprendedor independiente y que no pertenece al sindicato. ¿Son los emprendedores parte de ese Frente de Trabajadores Manuales e Intelectuales? Creo que sí. Algunos creen que solo los que pertenecen a un Sindicato y máxime si es de alguna institución estatal son solo los partícipes del Frente ideado por Haya de la Torre. ¿Y los trabajadores que prestan sus labores para el sector privado y pertenecen al sindicato de la empresa no formarían parte del Frente de Trabajadores aprista? Yo creo que sí. Pero este sindicato lo primero que busca es que la empresa a la que pertenece no desaparezca. Como Haya de la Torre lo definió bien en su visita a las tierras de Laredo, no se trata de hacerle daño al pobre que trabaja y se gana su sustento. En consecuencia, ese trabajador de una empresa privada podrá ser sindicalizado, pero no quiere que su empresa desaparezca. Una visión reduccionista del pensamiento grandilocuente de Haya de la Torre nos condena al ostracismo político, al agotamiento ideológico y a la minusvalía popular. Esa forma, esa conducta nos aísla del tejido social. Una visión confrontacionalno nos asemeja a un frente social de intereses comunes sino a una visión clasista y en consecuencia no aprista de la realidad.

El Aprismo del siglo XXI debe seguir la huella señera de Haya de la Torre. Debe conducir a acercar a los peruanos. Debe no alejar con posiciones ultras a los emprendedores, a los desempleados, a los trabajadores de empresas privadas, debe convocarlos a ser parte de la GRAN TRANSFORMACIÓN. Una transformación que lleve PAN CON LIBERTAD.

     2. Los Cinco Puntos del APRA

¿Deben quedar tal cual? ¿O pertenecen ellos a la realidad de los años 20? ¿Debe mantenerse “Por la Internacionalización del Canal de Panamá”? Cuando este principio ya no tiene razón de ser. El primer punto debería ponerse como lo definió Haya de la Torre: “Acción contra todo Imperialismo” Y eso por ejemplo definiría una posición de lucha contra el Imperialismo Chino. Una de sus expresiones según el Virólogo francés Luc Montagnier, premio Nóbel de Medicina del 2008, fue la creación del Covid 19. Que fue creado para destruir las economías del mundo y propiciar el comunismo internacional.

¿Debe quedar el principio de “Por la Nacionalización de Tierras e Industrias”? ¿O ya fue revisado y superado por el propio Haya de la Torre en 30 años de aprismo? Los “apristas” que no se sientan cómodos con la evolución del pensamiento de su fundador y quieran estratificar en el tiempo las ideas de 1928 reniegan de la Dialéctica que el mismo Haya de la Torre aplicara constantemente en su vida. Hasta el mismo “comunista” Deng Xiao Ping se dio cuenta que el pensamiento radical “revolucionario” destruía a su pueblo. Haya de la Torre no concibió un pensamiento destruccionista, sino creador de riqueza y libertad con justicia social.

Creo firmemente, que el APRA debe actualizar para el Siglo XXI sus 5 puntos del Programa Máximo. Luego de ello de un debate en un Congreso Ideológico. Planteo una actualización dialéctica del aprismo. Planteo una modernización de sus estructuras, haciéndola más funcional. Planteo una modernización de las herramientas publicitarias del APRA. Entender que ahora las paredes a pintar y los volantes a entregar están en las redes sociales.

El APRA debe mirar con optimismo su futuro. Está unido indeclinablemente al de la patria nuestra y la patria grande que es Indoamérica. Ni más ni menos.

NOTICIAS MAS LEIDAS