Punto de Encuentro

“Gobierno e IDL manejan a fiscal Zoraida Ávalos”

ASEVERA ANALISTA POLÍTICO FERNANDO ROSPIGLIOSI

“Los fiscales del Equipo Lava Jato están protegiendo a Odebrecht cuando dicen que no han mentido en el caso del Gasoducto, sino que solo no han dicho la verdad”.

-¿Cómo evalúa el trabajo del Equipo Especial Lava Jato del Ministerio Público?

Acaba de demostrarse que los críticos del acuerdo tenían razón porque la empresa mintió y no informó sobre las coimas pagadas en otros proyectos. No se han usado los elementos de presión, que son los activos que tiene Odebrecht en el Perú y, por ejemplo, el Gobierno les permitió vender la Hidroeléctrica Chaglla a una empresa china por US$ 1,400 millones, y ahora hay otros activos que tiene Odebrecht, pero ellos están reclamando en tribunales internacionales US$ 2,000 millones de dólares por el Gasoducto.

-¿A qué atribuye usted ese comportamiento de parte de los fiscales del Equipo Lava Jato?

Hay un sesgo político en el comportamiento de la Fiscalía, porque no es casualidad que hayan atacado a los adversarios del Gobierno [Keiko Fujimori  y Alan García]. En el caso de Fujimori, el punto es que muchos recibieron dinero de Odebrecht para la campaña electoral y no a todos se les ha tratado igual. Hay otros casos en los que ya no se trata de aportes de campaña sino de sobornos, como los entregados a los expresidentes y a Susana Villarán.

-Efectivamente, son casos distintos…

En el caso de Keiko Fujimori, los fiscales dicen que el dinero que recibió es de origen ilícito, pero Odebrecht nunca reconoció que el dinero de la Caja 2 sea ilícito de origen, puede ser ilícito en el destino cuando se soborna a un funcionario. Entonces si la Fiscalía acepta lo dicho por Odebrecht se caen las acusaciones contra los que presuntamente recibieron dinero para campañas electorales.

-La empresa ha mentido pero parece que los fiscales no se han dado por enterados…

Todos sospechábamos que había corrupción [en el caso Gasoducto], menos ellos. Ahora están mintiendo también cuando dicen que los funcionarios brasileños u Odebrecht no mintió, es decir, si Odebrecht y sus funcionarios mienten, el acuerdo se da por anulado, pero no solamente si mienten, si en caso omiten también. Si dejan de decir algo es como si hubieran mentido, y los fiscales les están tolerando eso al decir que no han mentido y que solo no han dicho la verdad. Están protegiendo a Odebrecht.

-No puedo de dejar de preguntarle por el portal IDL-Reporteros porque son los que tienen todas las primicias de parte de la Fiscalía…

Hay una coalición que incluye al Gobierno, fiscales, periodistas, y los mecanismos ya los conocemos. Los fiscales dan cierta información a ciertos periodistas de ciertos medios de prensa que inmediatamente las publican y esta información es usada a la vez por los fiscales para demoler a ciertos investigados y hacer que la opinión pública los condene y los sentencie y luego les caen encima y los meten presos.

-Pero solo a los adversarios del Gobierno…

Como digo, el Gobierno está involucrado en esto y se oculta información sobre los amigos del Gobierno. Por ejemplo, no hay conversaciones entre Pablo Sánchez y César Hinostroza que se hayan hecho públicas. Publican unas y ocultan otras con propósitos estrictamente políticos. No hay una investigación periodísticamente imparcial, están actuando políticamente.

-¿Cuál es la motivación?

Deshacerse de sus adversarios, cosa que han logrado, y proteger al Gobierno, en particular al presidente Vizcarra. El Gobierno necesita usar y manipular la justicia en su favor. Por eso hubo una campaña de demolición contra Pedro Chávarry para poner a una persona a la que ellos manejan, como Zoraida Ávalos.

-¿Que relevancia tiene el portal IDL-Reporteros?

Ellos trabajan con un sector de la Fiscalía estrechamente. No solo reciben información privilegiada sino que al parecer le dan ideas e instrucciones. Yo publiqué una vez cómo el entonces fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, había ordenado al fiscal Hamilton Castro que se reúna con estas personas de IDL-Reporteros, y lo estaban grabando sin haberle advertido, y cuando Hamilton Castro se dio cuenta de eso, se paró y se fue. Esa es una muestra del poder que tiene.

-¿Con Zoraida Avalos está pasando lo mismo?

No, peor. Zoraida Ávalos tiene tremendo rabo de paja por la manera en cómo llegó a ese cargo. La pusieron ahí como parte de una red de corrupción. Eso está clarísimo. Además, es una persona sin carácter, la manejan a su antojo.

-¿Quién la maneja?

El Gobierno y todo este grupo que está a su alrededor, ciertos abogados y periodistas. Es totalmente manipulable, por eso la han puesto ahí, eso es lo que ellos necesitan, alguien con esas características.

-¿Por qué es tan importante para el sector caviar dominar la Fiscalía?

Desde que se cambió el Código Procesal Penal, la Fiscalía ha jugado un papel predominante. La Fiscalía es la que acusa y desarrolla un tema o lo archiva, por eso tienen un total interés en su control y hasta ahora lo han logrado, no tienen todo, pero han logrado la cabeza con Zoraida Avalos, tienen este Equipo Especial Lava Jato, y por supuesto, también el sistema judicial. Y por eso la van a usar [su influencia] en la nueva Junta  Nacional de Justicia.

-¿Se creó una investigación como el de ‘Las Castañuelas de Rich Port’ para llegar hasta los magistrados?

Empieza como una investigación policial y van captando estas conversaciones con otros magistrados y se descubre que el Consejo de la Magistratura era un desastre. Lo que ellos han hecho es utilizar esto políticamente contra determinadas personas. Esto de la organización criminal ‘Los Cuellos Blancos’ es un invento de la Policía con unas fiscales del Callao que no son muy capaces,  lo que hay son redes criminales y delincuenciales.

-En el caso de Walter Ríos…

Claro, se apoyan mutuamente intercambian favores, y probablemente en el caso del Consejo Nacional de la Magistratura sí habría una organización criminal detrás, que no es la que ellos han descubierto.

-¿Específicamente a quiénes se refiere?

Me refiero a esta coalición que he mencionado. Que son periodistas, fiscales y el Gobierno.

“Vizcarra  se quiere reelegir”

-¿Qué opinión tiene del gobierno de Martín Vizcarra?

Es una decepción completa. Se esperaba que, luego de la crisis que terminó con la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), mejorarían las relaciones políticas entre el Gobierno y el Congreso y que el país se pusiera a caminar, pero lo que tenemos es el producto de su incompetencia para gobernar y que ha buscado un atajo para mejorar su popularidad, empezando a atacar al Congreso y a la clase política en general, usando los escándalos de corrupción de los jueces.

-Se esperaba que Fuerza Popular tenga una buena relación con Vizcarra tras la salida de PPK…

Lo que hemos tenido es esta situación de crisis política permanente que mantiene paralizado al país y, además, se están realizando cambios apresurados que están empeorando el sistema político como, por ejemplo, la no reelección de congresistas. En general, la situación ha empeorado con Vizcarra en el gobierno.

-¿Qué piensa de Salvador del Solar?

Es una persona voluble porque a veces dice algunas cosas y después el presidente lo corrige y lo acepta sin problemas. Entonces no tiene una personalidad como para presidir un gabinete. Es el tipo de persona que le gusta al presidente, quien no quiere tener a alguien que lo contradiga, de hecho así parece funcionar el gabinete, nadie discute nada y pretenden conservar su puesto y aceptan las directivas de la secretaria de Palacio, que tiene más poder que todos los ministros juntos.

-¿Le cree al presidente cuando dice que no se quiere reelegir?

Mi impresión es que sí tendría la intención de hacerse reelegir en el 2021, pero eso depende de muchas cosas, sino hay que remontarnos al caso de la pareja presidencial.

-¿Qué le hace pensar eso?

Su obsesión por la popularidad, parece que no le interesará gobernar  y, en segundo lugar, tiene un rabo de paja muy grande con los problemas que vienen desde su gestión en Moquegua cuando fue gobernador que podrían terminar llevándolo a una situación similar a las de otros presidentes.  Ese  es un incentivo que tiene no solo para tener el sistema judicial, sino para pretender quedarse en el poder e impedir que sus investigaciones avancen.

Torpeza política de Chávarry

-¿Qué opina del caso del ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry?

Chávarry actuó con mucha torpeza política y lo han convertido en una suerte de delincuente cuando no hay ninguna evidencia. Otro ejemplo es lo que hacen estas fiscales del Callao, al acusarlo de pertenecer a una organización criminal sin ninguna evidencia y llegar a extremos absolutamente ridículos.

-¿Cómo cuáles?

Una vez llevaron a un supuesto testigo protegido que señalaba con el dedo la casa Chávarry para decir que había llevado entradas para un partido de futbol. A ese extremo de ridiculez y estupidez han llegado y eso se convierte en una gran noticia, como si fuera la prueba de un delito. Es increíble, no hay absolutamente nada que convierta a Chávarry en miembro de una organización criminal, sin embargo, así lo han satanizado.

-¿Por qué cree que el presidente Martín Vizcarra se opuso a que Chávarry sea fiscal de la Nación?

Vizcarra quiere controlar el Ministerio Público, y Chávarry era un obstáculo porque no se prestaba para su juego. Y por otro lado, Chávarry reactivó ciertas investigaciones que habían quedado archivadas por Pablo Sánchez y entonces se ha convertido en un enemigo para Vizcarra, que no quiere que nadie lo investigue y levante la alfombra para ver lo que encuentra. También es una señal que él da: “Aquél que se atreva a ponerme un dedo encima o investigarme, miren cómo lo voy a tratar”. No es casual eso.

(Fuente www.expreso.com.pe)