Punto de Encuentro

Marine Le Pen puede ser presidenta de Francia por primera vez en la historia

La tendencia actual es el retroceso o estancamiento de Macron, ascenso lento pero continuado de Le Pen

Por vez primera en la historia de Francia, es posible la elección de una presidenta de extrema derecha, Marine Le Pen, que tiene el mismo «peso» electoral que Emmanuel Macron, presidente en funciones, en todos los estudios sociológicos.

El duelo político personal entre Macron y Le Pen domina toda la escena política francesa, hundidos, desaparecidos o marginales, todos los partidos tradicionales de izquierda y derecha.

Las próximas elecciones presidenciales no se celebrarán hasta la primavera del 2022. Sin embargo, prensa, radio, tv, estudios sociológicos y sondeos de opinión repiten, al unísono el mismo mensaje: «El paisaje político francés está y estará dominando, durante mucho tiempo, por el duelo a primera sangre política entre Le Pen y Macron».

Según el último de los sondeos, publicado el domingo 3 de noviembre por el semanario «Le Journal du Dimanche», Macron yLe Pen están «empatados» técnicamente, con un 27 o 28 por ciento de intenciones de voto en la primera vuelta de la próxima elección presidencial, augurando el mismo duelo de la segunda vuelta de las presidenciales de 2017, cuando Macron derrotó a Le Pen por 66,10 contra 33,90.

Según el sondeo de «Le Journal du Dimanche», Macron puede volver a ganar por 55 contra 45. Sin embargo, la tendencia actual es el retroceso o estancamiento de Macron, ascenso lento pero continuado de Le Pen.

Los sondeos pueden evolucionar, cómo dudarlo. Pero nadie cree en cambios de fondo. Alain Duhamel, politólogo independiente, comenta: «No es probable un triunfo final de Le Pen. Pero es posible. Por vez primera en la historia».

El duelo Macron/Le Pen confirma el hundimiento histórico de socialistas, conservadores, centristas y comunistas tradicionales.

Según los últimos sondeos, Olivier Faure, primer secretario del Partido Socialista, solo obtendría entre el 2,5 y el 3 % en una primera vuelta presidencial; Xavier Bertrand, líder conservador, solo obtendría un 10 %; Jean-Luc Mélenchon, líder de extrema izquierda, se cotiza a un 11 % de intenciones de voto; Yannick Jadot, líder ecologista, oscila entre el 7,5 y el 9 % de las intenciones de voto.