Punto de Encuentro

Gabinete Cateriano: los monopolios mercantilistas al poder

El individuo permanece completamente soberano

sólo bajo un régimen de total libertad.

Cada monopolio, cada privilegio

es un ataque a su soberanía

Gustave de Molinari

 Economista belga 1819 – 1912

¿Qué intereses representa el Gabinete Cateriano?

En el editorial anterior señalamos que “En términos económicos, la designación de Pedro Cateriano como Premier es -en la práctica- la toma de la PCM por los intereses de las constructoras brasileras y peruanas involucradas en las operaciones Lava Jato. En términos políticos, es la apuesta por asegurar la continuidad del régimen de cara a las elecciones del 2021”. Conforme pasan los días nuestro diagnóstico lamentablemente se va confirmando.

En esa perspectiva, es importante señalar que el conjunto de intereses que representa el Gabinete Cateriano es la sumatoria de una coalición de oligopolios y monopolios diversos que han mercantilizado el Estado peruano desde la llegada de la pareja Humala-Heredia al poder.

Los principales componentes de esa nueva Oligarquía Mercantilista la conforman: las empresas del “Club de la Construcción”; el conglomerado de medios de Comunicación del grupo El Comercio; las empresas transnacionales que manejan el precio de los combustibles (que sólo en el Perú no bajan de precio, habiéndose desplomado el precio del petróleo a nivel mundial); entre los más visibles. Todas estas empresas son rentables gracias a las transferencias que reciben del Estado, vía contratos muy cuestionados. No son rentables por haber desarrollado una capacidad empresarial competitiva. El Gabinete Cateriano es la toma del poder directa de esos intereses en el Ejecutivo.

Entonces, ¿qué se esperaría económicamente del nuevo Gabinete y qué no es esperable?

Respondamos primero la parte final de la pregunta. Por su origen, estimamos que el Gabinete Cateriano NO tocará los intereses de las transnacionales españolas para que el precio del combustible no baje en el Perú; tampoco revisará la ilegal continuidad de Odebrecht para seguir contratando con el Estado, violando expresamente todas las leyes anti corrupción vigentes; tampoco reducirá las ingentes subvenciones estatales a los medios de comunicación del grupo El Comercio (sin que el Estado reciba prácticamente ningún servicio como contraprestación); y menos detendrá las maniobras lobistas de varias constructoras para que el Estado les regale contratos o activos (por ejemplo, la denuncia del Ex Congresista Victor Andrés García Belaunde  al  MTC sobre el negociado de terrenos para la Línea 4 del Metro de Lima, por un monto que supera los S/ 700 millones pese a que anteriormente pagó S/ 300 millones para el mismo fin; o la pretensión de Lima Airport Partners (LAP), que pretende que el Estado expropie terrenos y se los otorgue sin pagar ningún canon de nada).

Por el contrario -bajo el legítimo y necesario argumento de “promover la inversión privada y la reactivación del país”- lo más probable es que el Gabinete Cateriano sea generoso aún más con los negocios de los monopolios y oligopolios mercantilistas en el Perú. Les dará contratos más jugosos y cuestionables, tendrán más carta libre para subir de tarifas en servicios públicos, recibirán más remesas del erario nacional “por la libertad de prensa” para que sus medios de comunicación afines sigan desinformando a la población, y grandes obras de infraestructura pública serán entregadas bajo el “modelo Chincheros”.

Y ¿qué relación hay entre esos intereses económicos de los oligopolios mercantilistas y la política?

Mucho. En realidad: Todo.

La defensa de esos intereses mercantilistas oligopólicos pasa por asegurarles que el nuevo Gobierno seguirá en sus manos y bajo sus intereses. Esa es la mano que mece la cuna de la política nacional desde hace casi 10 años. Políticamente el Gabinete Odebrecht tiene la tarea de allanar el camino para que el régimen mercantilista continúe, ya sea con la propia postulación del actual inquilino de palacio, o ya sea por la entrada en escena del actor bobo de sonrisa mueca, títere de todo este tinglado económico. Estos mismos intereses impulsaron el cierre ilegal del anterior Congreso. Estos mismos intereses atentan contra la pureza y neutralidad de las elecciones 2021.

 

NOTICIAS MAS LEIDAS