Rafael López de Aliaga ni Fascista ni Bolsoranista pero si Patriota

Rafael López de Aliaga y la intolerancia “Progre caviar” El día de ayer, en un medio local, Alberto de Belaunde (ADB) público un artículo titulado “Más que convertirnos en Venezuela, hoy existe el riesgo real de volvernos el Brasil de Bolsonaro”, no me extraño la comparación entre Bolsonaro y Rafael López de Aliaga (RLA) porque los “progres” lo vienen haciendo desde un tiempo atrás con el objeto de mermar la popularidad de RLA y así disimular su afinidad con el socialismo del siglo XXI. Sin embargo, si es preocupante para la libertad de pensamiento y la tolerancia calificar a RLA de fascista sin más argumento que el pensar diferente. Es así que estime apropiado escribir este artículo con el objeto de demostrar con argumentos que dicho calificativo no responde a la razón, sino al odio e intolerancia de los progresistas hacia el que piensa diferente; para ello, me planteé y respondí las siguientes preguntas ¿Qué es el fascismo? ¿Brasil vive un régimen fascista con Bolsonaro?

Frederik Hayek en su libro camino de servidumbre caracterizó al socialismo como el enemigo de la libertad, en tanto, afirma que para alcanzar la mentada igualdad que pregonan los socialistas es necesario sacrificar la libertad. En consecuencia,  el socialismo no es, como algunos intelectuales pensaron, la continuación del liberalismo porque sus ideas subyacentes son  antagónicas, en tanto, para el liberalismo la libertad e individualismo son esenciales, para el socialismo lo esencial es la colectividad e igualdad. En consecuencia, para Hayek eso se debía entender como un desprecio del socialismo por la libertad y que degeneró en los totalitarismos (comunismo y fascismo), los cuales recalca, eran dos caras de la misma moneda porque compartían por igual su adhesión al socialismo y su odio al liberalismo. Es por esta razón, que Hayek relata que en la Alemania de entre guerras era muy común que un comunista se pasara al nazismo y viceversa ya que aunque seguían a profetas equivocados compartían las ideas socialistas. Asimismo, citaré algunos testimonios que Hayek transcribe para retratar la similitud entre fascismo y comunismo a través de quienes lo vivieron: Mr. F. A. Voigt dice: “el Marxismo ha llevado al Fascismo y al Nacional Socialismo, porque, en todo lo esencial, es fascismo y nacionalsocialismo”, Mr Max Eastman viejo amigo de Lenin dijo: “en vez de ser mejor, el Stalinismo es peor que el Fascismo, más cruel, más bárbaro, injusto, inmoral y antidemocrático incapaz de redención por una esperanza en un escrúpulo y que es mejor describirlo como superfascista”

Ahora, respecto al supuesto apocalipsis, que según ADB,  nos llevaría a convertirnos en el Brasil de Bolsonaro de ser elegido RLA,  solo aclarare dos cosas. En primer lugar, si bien es cierto Bolsonaro y RLA coinciden  en su repulsión al comunismo y progresismo globalista no tienen otra cosa en común. Es así que el mismo RLA aclaro que a diferencia de Bolsonaro que es intolerante con las minorías, él  es respetuoso de ellas. En segundo lugar,  la realidad de Brasil no es la que imagina ADB y cualquier persona puede comprobarlo simplemente revisando las redes sociales o algún portal de noticias internacionales para darse cuenta que en Brasil no se respira totalitarismo ni opresión como en la Venezuela de Maduro. Asimismo, quisiera agregar como dato que Jair Bolsonaro, más allá de su comportamiento “matonesco”, fue uno de los pocos presidentes que desde un inicio estuvo en contra de los confinamientos medievales porque considero una vulneración a las libertades de las personas y se mantuvo en esa posición pese a la condena de toda la “maquinaria progre globalista” (Medios de comunicación, Organismos Internacionales, ONG, Gobiernos), por lo tanto, tampoco encajaría como fascista.

Sin embargo, antes de concluir, me gustaría aclarar que RLA  es un patriota y no un fascista como la “progresía” achaca. En consecuencia, soy de la opinión que su patriotismo se acerca al patriotismo Gaullista que llevo a Charles de Gaulle a la presidencia y a fundar la V República Francesa bajo la promesa de una regeneración moral de Francia. Este patriotismo, influenciado por la filosofía vitalista, entendió la grandeza de la nación francesa como una continuidad histórica cuyo logos debía incluir el legado de la Revolución, el Bonapartismo, el Tradicionalismo y el Cristianismo como ejes unificadores de las voluntades de todos los franceses. Asimismo, cabe aclarar, que de Gaulle, si bien es cierto, recogía la exaltación nacional Barresiana y el tradicionalismo de Maurras nunca se adscribió a sus  posturas antisemitas. Es así que el general se alejó de la Action Francaise por sus posturas antisemitas y se acercó, como muchos católicos, a la democracia cristiana, ergo el patriotismo de De Gaulle es opuesto al fascismo y fue el mismo De Gaulle quien en una de sus frases inmortaliza esta postura: “Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás es lo primero.” 

Finalmente, de lo antedicho podemos concluir que RLA no es un fascista, por lo tanto, las afirmaciones de ADB como la de “progres caviares” son difamaciones que sólo responden a su falta de tolerancia y respeto por la libertad de pensamiento de las personas que no piensan como ellos. Asimismo, es preocupante que un congresista de la nación en lugar de promover la unión entre todos los peruanos promueva el odio y la desunión. Sin embargo, no es raro que el progresismo, tanto de izquierda o derecha, demuestre poco aprecio por la libertad porque al compartir las ideas socialistas, al igual que los totalitarismos del Siglo XX, su antagonismo con la libertad es inherente. Es así que concluyó afirmando que los verdaderos fascistas de nuestra época son los progresistas que al igual que los totalitarismos del siglo XX aborrecen la libertad.

                                                                                                                                                            

NOTICIAS MAS LEIDAS